Nacionales

Allanan oficinas de Alba Petróleos y 26 empresas relacionadas a presunto lavado de dinero

Además, la FGR también allanó la oficina de José Luis Merino

La Fiscalía General de la República (FGR) se encuentra allanando las oficinas de Alba Petróleos y 26 empresas relacionadas a presunto lavado de dinero.

La Fiscalía también allanó la oficina de José Luis Merino, uno de los máximos dirigentes del FMLN. Los allanamientos, según la FGR, se hicieron en simultáneo en los departamentos de San Salvador, La Libertad, Sonsonate y La Paz.

El operativo comenzó a las tres de la tarde, cuando un grupo de fiscales y policías llegó a la oficina central de Alba Petróleos, ubicada en el bulevar Orden de Malta de Santa Elena, municipio de Antiguo Cuscatlán, La Libertad.

“Estamos procediendo a realizar un registro en las instalaciones de la sociedad ALBA, con sus distintas manifestaciones, por ejemplo, ALBA Petróleos, ALBA Alimentos, ALBA gas y otras 24 empresas más. Es una orden de registro, autorizada por el Juzgado Cuarto de Paz de San Salvador con la finalidad de incautar documentación, equipo informático y toda la información que nos pueda servir para una investigación que estamos realizando”, explicó German Arriaza, director Anticorrupción y contra la Impunidad de la FGR.

El semana pasada trascendió que el Departamento de Estado de Estados Unidos, junto con los Departamentos de Defensa y Justicia, añadió al viceministro de Relaciones Exteriores para Inversiones Internacionales y alto dirigente del FMLN, José Luis Merino, en una lista de antiguos o actuales funcionarios del Triángulo Norte Centroamericano (El Salvador, Guatemala y Honduras), que están vinculados con actos de corrupción.

La información fue dada a conocer por el Departamento de Estado a través de documentos desclasificados.

En el informe compartido por el Departamento, se señala a Merino como un beneficiario de Alba Petróleos, una compañía asentada en El Salvador cuyas acciones pertenecen en un 60% a la estatal venezolana Petróleos de Venezuela (PDVSA), sancionada por Estados Unidos en 2019.

De la misma forma se sostiene que Merino y su hermano, Ismael Merino Cabrera, movilizaron $400 millones por medio de compañías fachada hacia cuentas off-shore en Panamá. Además se cuestiona que nunca haya sido procesado judicialmente y que goce de inmunidad como viceministro.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba