Internacionales

Primer ministro de Israel impone nuevas restricciones para evitar un nuevo confinamiento total

El uso obligatorio de mascarillas en reuniones al aire libre de más de cien personas o la reducción del trabajo presencial al 50 % en el sector público, que también pide lo mismo a las empresas privadas, fueron algunas de las restricciones que el Gobierno Israelí, de Naftali Bennet, ha impuesto por la alta propagación de la nueva variante Delta.

Desde el 20 de agosto, solamente la población vacunada, recuperada o con pruebas negativas puede acceder a ciertos espacios, por esta razón, el sistema de Salud Israelí continúa la campaña de inmunización.

“Eviten las multitudes y vacúnense ahora. De lo contrario, no habrá más remedio que imponer restricciones más severas, incluido un cierre total”, advirtió Benet.

Pese a las exitosas campañas de vacunación, el Gobierno Israelí estima que alrededor de un millón de personas aún no ha querido vacunarse, mientras que 9,3 millones de habitantes, equivalentes al 60% de la población, ya está inmunizada.

Informes revelaron que la variante Delta es mucho más contagiosa y está ha elevado la cifra de nuevos casos diarios a 3 mil 800 en Israel y los pacientes ingresados en estado crítico alcanzan los 230, después de haber llegado a cero en el país.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba