NacionalesPolítica

Fusades no celebra el megacentro de vacunación en favor de los salvadoreños, solo exige que el Gobierno le rinda cuentas

El director de Estudios Legales de Fusades, Javier Castro, salió al paso de la celebración de los salvadoreños de contar con un nuevo Megacentro de Vacunación contra el Covid-19, el cual estará funcionando a partir de mañana martes en la tercera fase del Hospital El Salvador.

El presidente de la república, Nayib Bukele, fue categórico en afirmar que “ahora los impuestos regresaban a la población, no como antes”, al referirse a que el hospital, el mejor en Latinoamérica, fue construido de los impuestos que pagan los salvadoreños.

El miembro de Fusades no solo no vio con buenos ojos que el país dé un paso trascendental ante la pandemia, sino que escribió inmediatamente en su cuenta de Twitter que “por haber fondos públicos” se rindan cuentas, al tiempo que exigió “transparencia” del dinero utilizado.

La exigencia de Fusades al Gobierno, en su acción en beneficio de la población, no concuerda con sus acciones financieras de “transparencia”, ya que la fundación ocupó paraísos fiscales para una millonaria transacción. 

En noviembre de 2017, el sitio digital El Faro -propiedad de los Simán- reveló que durante 21 años (de 1986 a 2007), “la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) operó una microfinanciera que vendió en noviembre de 2007. Por la transacción obtuvo más de 50 millones de dólares que luego trasladó a Bermuda, donde dos offshore se encargan de trabajarle el capital. Las inversiones secretas de Fusades salen a la luz gracias a una filtración de documentos del bufete de abogados Appleby”.

Luego de esa revelación, el sitio digital fue obligado a expulsar al periodista que publicó la información.

Fusades, que en otros tiempos fue reconocido como “tanque de pensamiento”, durante la campaña electoral presidencial de 2019 y las legislativas de 2021, se convirtió en acérrimo enemigo del gobierno del presidente Nayib Bukele y del partido Nuevas Ideas, uniéndose a oenegés, políticos de Arena, Anep y medios de comunicación aliados para tratar de detener la voluntad de los salvadoreños.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba