Deportes

Yankees y Mets podrán recibir fanáticos en sus estadios a partir de abril

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció el fin de las restricciones para el ingreso a los estadios de los aficionados de los Yankees y Mets.

Cuomo hizo el anuncio animado por la disminución en las tasas de Covid-19 y el proceso de vacunación cada vez más acelerado. “Volvamos a la vida y a vivir. Es seguro”, señaló el funcionario neoyorquino.

El anuncio del gobernador Cuomo fue criticado por el alcalde Bill de Blasio, en un nuevo capítulo de guerra territorial.

“El estado Nueva York sigue tomando decisiones sin consultar a la ciudad de Nueva York ni a nuestros expertos en salud ni a ninguna localidad y es por eso que necesitamos el control local”, dijo el jueves el alcalde de Blasio, reiterando su pedido previo de esta semana al presidente Joe Biden de darle más autonomía por encima de Cuomo.

Flanqueado por gorras de béisbol de los NY Mets y Yankees, Cuomo dijo que los estadios podrán tener una cantidad limitada de 20% de público en las gradas a partir del 1 de abril, siempre que los asistentes presenten una prueba de COVID negativa o un certificado de vacuna, y usen mascarillas.

Con esta decisión, los dos equipos de béisbol de Nueva York tendrán fanáticos presentes para sus primeros partidos en casa esta temporada después de no poder hacerlo el año pasado.

Los Yankees recibirán a los Azulejos de Toronto en El Bronx el 1 de abril, mientras que los Mets tendrán su primer partido en Queens el 8 de abril, contra los Nacionales de Washington.

Ambos estadios se han convertido en sitios de vacunación masiva durante los últimos dos meses, pero retomarán sus funciones deportivas, contando con estándares mejorados de filtración y purificación de aire para áreas interiores, destacó NBC News.

Los usuarios deberán respetar los asientos asignados para garantizar el distanciamiento social, pasar por controles de temperatura y entregar información de contacto.

Los propietarios de ambos equipos de la MLB apoyaron el anuncio y prometieron que cada uno de sus estadios estaría seguro y listo cuando los fanáticos regresaran en dos semanas.

Pero el alcalde de NYC, Bill de Blasio, no se mostró tan entusiasta, abriendo un nuevo capítulo en sus tensiones con Cuomo, aún siendo ambos Demócratas.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba