Internacionales

Testigo confirma reuniones entre presidente de Honduras y narco

Un contador testificó haber presenciado una reunión entre el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández y un supuesto narcotraficante quien le pagó al mandatario dos sobornos de miles de dólares para su campaña presidencial en 2013.

El testigo identificado con el pseudónimo de José Sánchez, dijo que los encuentros ocurrieron en las oficinas de Graneros Nacionales, una arrocera utilizada para lavar dinero de la droga.

Además de los sobornos, el presidente llegó a Graneros en varias ocasiones en helicóptero para recibir cheques mensuales de 250,000 lempiras, unos 10,300 dólares al cambio actual.

El contador indicó que el narcotraficante identificado como Geovanny Fuentes Ramírez, quien está siendo enjuiciado en Nueva York, pagó al mandatario dos sobornos de 15,000 y 10,000 dólares.

Sánchez dijo haber tenido miedo al entrar en la oficina donde vio el presidente reunido con Fuentes Ramírez y aseguró que estaba viendo al candidato a la presidencia con un narcotraficante reunido.

Agregó que en una primera reunión se entregó el soborno de 15,000 y ocurrió en la mesa redonda de la oficina de Fuad Jarufe, dueño de Graneros Nacionales, en la costa norte de Honduras.

Sánchez se encargó de contar el dinero mientras el presidente miraba su celular. “Lo prefería en efectivo”, remarcó.

Según dijo, el presidente afirmó que en la reunión “seremos intocables” y que también aseguró que “iba a meter la droga a los gringos en sus propias narices y no se iban a dar ni cuenta”.

Ese día, Hernández también supuestamente le dijo a Fuentes Ramírez que estaba interesado en que trabajara en su laboratorio de drogas para él, dijo Sánchez.

Tampoco había que preocuparse por nada, dijo el presidente, porque Oscar Chinchilla, fiscal general del país, lo protegería.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba