COVID-19Política
Tendencia

Bukele a diputados: “Solo les importa el maldito dinero”

El presidente de la República, Nayib Bukele, acusó a estos partidos y a la gremial empresarial ANEP de hacer alianza para quebrar al ISSS.

La propuesta de ARENA de obligar al Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) a absorber el pago de salarios de cotizantes en cuarentena domiciliar o en los 68 centros de contención, fue aprobada esta noche por la Asamblea Legislativa y contó con los votos de la fracción tricolor y del FMLN, así como de algunos del PCN, PDC y del diputado independiente.

El presidente de la República, Nayib Bukele, acusó a estos partidos y a la gremial empresarial ANEP de hacer alianza para quebrar al ISSS «justo en medio de una pandemia».

«Asquerosos. Que codicia más impresionante. Solo les importa el maldito dinero», reaccionó.

Según el mandatario la ANEP «se embolsará» 300 millones de dólares mensuales del ISSS. «Dinero que obviamente el ISSS no tiene», dijo.

A iniciativa de ARENA, la Asamblea hizo una interpretación auténtica del artículo 5 inciso tercero del decreto 593 de emergencia nacional aprobado el 14 de marzo para enfrentar la pandemia generada por el covid-19.

El dictamen aprobado este jueves por los legisladores reza: “Las cuarentenas ordenadas por el Órgano ejecutivo, a partir del 11 de marzo del año 2020, ya sean estas en un centro de contención o domiciliares, por la pandemia de COVID-19 tendrán el mismo tratamiento de las incapacidades temporales por enfermedad común, previstas en el Código de Trabajo y la Ley de Asuetos, vacaciones y licencias de los empleados públicos, para todos los efectos legales y económicos correspondientes. En este caso, el Instituto Salvadoreño del Seguro Social está obligado a cubrir la totalidad del subsidio diario por incapacidad al trabajador o trabajadora con cuarentena, durante el tiempo requerido para ella y de conformidad a lo señalado en el artículo 48 de la ley del Seguro Social y el artículo 24 del Reglamento de Aplicación del Régimen del Seguro Social”.

Es decir, todos los trabajadores que estén cumpliendo cualquier tipo de cuarentena tendrán derecho al subsidio desde el primer día hasta la finalización del periodo de resguardo sanitario, no importando si el trabajador estuviese enfermo o no, reza el decreto.

Para que el decreto entre en vigencia, necesita la sanción o aval del presidente Bukele, quien también tiene facultad para observar o vetar.

La propuesta del ejecutivo a través del Ministerio de Gobernación incluía una reforma al decreto 593 que obligaba a las empresas seguir pagando los salarios de los empleados mientras dure la cuarentena, pero fue rechazada por la ANEP y la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (Camarasal).

Según la Camarasal, la reforma del Ejecutivo amenazaba con el cierre de cualquier empresa que incumpliera las medidas decretadas a raíz de la crisis, «sin detenerse a evaluar circunstancias específicas ni hacer distinciones de responsabilidad al interior de cada empresa», mencionaron.

Información sobre la pandemia COVID-19

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba