Internacionales

Ecuador enfurece a pesar del toque de queda respaldado por los militares

Hoy se cumplió el undécimo día de disturbios por los recortes a los subsidios al combustible en el país sudamericano.

La policía ecuatoriana luchó el domingo contra hombres enmascarados que lanzaron proyectiles caseros contra ellos en el centro de Quito, mientras los manifestantes desafiaban el toque de queda impuesto por el presidente Lenin Moreno en un intento por calmar los disturbios contra la austeridad, informaron medios internacionales.

Partes de la ciudad montañosa de casi 3 millones de personas se parecían a una zona de guerra, con vehículos militares blindados patrullando algunas calles y sonidos parecidos a explosiones y disparos resonando. En el centro histórico, los hombres se refugiaron detrás de barricadas improvisadas en medio de columnas de gas lacrimógeno, según testigos de Reuters.

Los ecuatorianos publicaron videos en las redes sociales de la quema de bloqueos de carreteras, ya que el undécimo día de disturbios por los recortes a los subsidios al combustible amenazó con descarrilar las primeras conversaciones destinadas a restablecer la paz.

El domingo comenzó una ronda inicial de diálogo entre el gobierno y los líderes de la protesta después de que se retrasó tres horas debido a «dificultades operativas», dijo Naciones Unidas en Ecuador, uno de los mediadores.

Los disturbios fueron los peores en el pequeño país sudamericano en más de una década y el último punto crítico de oposición al Fondo Monetario Internacional en América Latina.

Moreno, quien asumió el cargo en 2017, firmó un acuerdo de $ 4.2 mil millones con el FMI a principios de este año, enojando a muchos de sus antiguos partidarios que votaron por él como el sucesor de izquierda de su antiguo aliado, Rafael Correa. Defendió sus recortes a los subsidios de combustible como una parte clave de su intento de sanear las finanzas del país, pero niega que el FMI exigiera la medida.

Los disturbios estallaron primero con protestas dirigidas por camioneros. Desde entonces, los manifestantes indígenas han tomado la delantera, aunque han dicho que extremistas de fuera de sus filas han tratado de instigar enfrentamientos. Golpearon al gobierno por lo que describen como una represión desproporcionada.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba