Política

Sánchez Cerén asegura que pandilleros ya le enviaron “su lista de peticiones” a Bukele

Según Salvador Sánchez Cerén, el objetivo del crimen organizado es “empañar los avances” de su gobierno.

El presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén, aseguró este martes que el crimen organizado está incrementando las acciones delincuenciales para “empañar los avances” de su gobierno y para “chantajear” al nuevo.

“Los informes (de inteligencia) indican que los propósitos de esta ola de violencia organizada son dos: empañar los avances del actual gobierno en la erradicación de la violencia y utilizar la amenaza para chantajear al gobierno entrante de que debe negociar con ellos como único camino para detener la violencia”, informó Casa Presidencial a través de un comunicado.

Además, detallaron que tienen información que los grupos criminales ya le enviaron al presidente electo, Nayib Bukele, “su lista de peticiones y su oferta de cesar la violencia a cambio de reducir el estricto control y la intensa persecución”.

Cerén negó que su gobierno haya negociado con los grupos delincuenciales y dijo que no lo harían, a la vez que hizo un llamado “al nuevo gobierno a no dejarse chantajear brindándoles ventajas”.

Según datos de la Policía Nacional Civil (PNC), hasta ayer se contabilizan 315 homicidios en el mes de abril y 1,049 en todo el año. En este contexto, los ataques hacia los policías han aumentado, dejando un total de 16 bajas en dicha institución.

Debido a ello, Sánchez Cerén expresó en el comunicado sus condolencias y solidaridad con las familias y soldados asesinados e informó que ha girado instrucciones a las instituciones respectivas para que brinden “apoyo material, económico y moral” a dichas personas.

“El Gobierno exhorta a todas las instituciones del Estado, Asamblea Legislativa, Corte Suprema de Justicia, Fiscalía General de la Republica, Concejos Municipales, así como a todos los sectores políticos, religiosos y civiles de todo el país a cerrar filas contra la delincuencia y ponerse del lado de los soldados y policías que protegen al país de la amenaza terrorista. Esta no es una lucha de un gobierno contra la delincuencia, sino la defensa del Estado Nacional contra los grupos que pretenden continuar extorsionando, asesinando, robando y chantajeando a los salvadoreños”, agregó el mandatario.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba