Internacionales

Líder de Corea del Norte se reunirá con Vladímir Putin en Rusia este jueves

Un gesto de camaradería del presidente ruso al líder norcoreano busca abrir nuevas expectativas políticas internacionales, donde Estados Unidos es el principal contendiente.

El líder norcoreano Kim Jong Un se reunirá el jueves con el presidente ruso, Vladimir Putin, en una cumbre diseñada para mostrar que Washington no es el único poder capaz de establecer la agenda del programa nuclear de Pyongyang, informó la agencia internacional Reuters.

Los dos hombres se sentarán juntos en una isla cerca de la ciudad rusa Vladivostok, dos meses después de que la cumbre de Kim con el presidente de Estados Unidos Donald Trump terminara en desacuerdo, enfriando las esperanzas de un avance en la disputa nuclear de décadas de antigüedad.

La cumbre en Vladivostok, la primera entre Putin y Kim, le brinda a Pyongyang la oportunidad de buscar apoyo en un nuevo barrio, Rusia, y un posible alivio de las sanciones que dañan su economía. Para el Kremlin, la cumbre es una oportunidad para demostrar que es un jugador diplomático global, a pesar de los esfuerzos de Estados Unidos y otros estados occidentales para aislarlo.

Pero con Moscú comprometido a respetar las sanciones hasta que el Norte desmantele su programa nuclear, los analistas dijeron que era poco probable que la cumbre produjera ayuda tangible para Pyongyang, más allá de una muestra de camaradería.

En una entrevista con la televisión estatal rusa mientras su tren hacía una parada en el viaje a Vladivostok, Kim dijo que estaba esperando conversaciones útiles. “Espero que podamos discutir cuestiones concretas sobre las negociaciones de paz en la península de Corea y nuestras relaciones bilaterales”, dijo a través de un intérprete.

Kim Jung Un llegó a Rusia este miércoles

Kim Jong Un, que realizó su primer viaje a Rusia como líder de Corea del Norte, llegó a la estación de tren de Vladivostok el miércoles a bordo de un tren blindado, su modo preferido de transporte internacional.

Después de un breve retraso, mientras que el tren tuvo que ser reposicionado para alinearse con la alfombra roja tendida en la plataforma, desembarcó y se dirigió en un convoy de limusinas y minivans a través de un puente que une Vladivostok con la isla Russky, el lugar de la cumbre. Putin aún no ha llegado a Vladivostok.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba