Tecnología

Uber no circulará en Barcelona por cambios en ley de transporte

 La medida se produce luego de que el gobierno regional acuerde nuevas regulaciones para el sector del vehículo de alquiler (VTC).

Uber está suspendiendo su servicio profesional de taxi en Barcelona a partir de mañana, casi un año después de volver a entrar en la capital catalana, según informó la plataforma TechCrunch. La medida se produce luego de que el gobierno regional acuerde nuevas regulaciones para el sector del vehículo de alquiler (VTC) con el objetivo de asegurarse de que no compitan directamente con los taxis.

 “Las nuevas restricciones aprobadas por el Gobierno catalán no nos dejan más remedio que suspender UberX mientras evaluamos nuestro futuro en Barcelona. Estamos comprometidos a ser un socio a largo plazo para las ciudades españolas y esperamos trabajar con el Gobierno catalán y el Ayuntamiento en la regulación justa para todos», dijo un portavoz de Uber al medio antes referido.

La agencia Reuters también informó que Cabify cerrará el servicio mañana, citando una declaración de la compañía en la que acusa al gobierno de «rendirse a las demandas del sector del taxi, perjudicando gravemente los intereses de los ciudadanos». La compañía afirma tener un millón de usuarios en Barcelona.

«Después de revisar el Decreto Ley aprobado por la Generalitat Cataluña, que se ha publicado oficialmente hoy, la empresa concluye que este reglamento tiene el único objetivo, y por lo tanto también como consecuencia final, de obligar a Cabify a salir de Barcelona, ​​así como a las empresas colaboradoras. En Cataluña y Barcelona», dijo una portavoz de Cabify a TechCrunch.

La empresa de transporte también dijo anteriormente que no tendría más remedio que irse si se aprobaba el decreto. Y la prensa local informa que también suspenderá los servicios en toda la región mañana.

Las nuevas reglas regionales de VTC, que también entrarán en vigencia en toda Cataluña a partir de mañana, requieren un mínimo de 15 minutos de espera entre la reserva realizada y la recogida de un pasajero. La resolución también prohíbe que los VTC circulen en las calles entre los trabajos, lo que requiere que vuelvan a una base, como un estacionamiento o un garaje, para esperar la próxima recogida.

Las compañías VTC que usan aplicaciones para reservas de viajes también tienen prohibido mostrar la ubicación en tiempo real de los vehículos que se pueden reservar antes de que se haga una reserva. Lograr el cumplimiento claramente requeriría cambios importantes en la forma en que operan las compañías de transporte como Uber y Cabify.

El decreto también establece multas de hasta € 1,400 ( es decir,  $ 1,600.00) para cualquier conductor de VTC que se encuentre en una infracción de las disposiciones. Así que el anuncio de Uber de una suspensión del servicio no es una sorpresa.

Cortesía
Fuente: TechCrunch
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba