ActualidadEstilo de vida

Asma: la clave está en el control

El Asma es una enfermedad que inflama crónicamente los bronquios y requiere un tratamiento antiinflamatorio controlador administrado en forma proactiva regular.

Existe una falta de uso regular y cumplimento del tratamiento hasta en un 60% de la población asmática a nivel mundial, pues se estima que solamente 4 de cada 10 pacientes asmáticos siguen proactivamente el régimen de su tratamiento completo, a pesar de las actualizaciones de las pautas de tratamiento para el manejo del asma y de los esfuerzos por concientizar a la población

El Asma es una enfermedad que inflama crónicamente los bronquios y requiere un tratamiento antiinflamatorio controlador administrado en forma proactiva regular.

El líder Médico Franquicia Respiratoria para GSK Latinoamérica,Gur Levy, expresó que “el tratamiento antiinflamatorio regular con corticosteroides inhalados ha demostrado ser la estrategia más efectiva para tratar el asma. Sin embargo, para lograr el control en algunos pacientes podríamos necesitar intensificar el tratamiento adicionando otros medicamentos”.

Para lograr esto, los pacientes requieren el uso de medicamentos que controlen adecuadamente la enfermedad como el corticosteroide inhalado solo o en combinación con un broncodilatador de acción prolongada y que son prescritos por el médico tratante.

Un estudio comparativo del control del asma en América Latina demuestra que los pacientes con asma no controlada en comparación con los controlados presentan un 34.5% vs 15.9% de probabilidad de crisis de asma; un 6.9% vs 3.1% de ingresos hospitalarios; y un 34.5% vs 15.9% de visitas a emergencias.

Según el Dr. Levy, los pacientes con asma no deben aceptar la limitación en sus vidas como algo “normal”, lo ideal es impedir que la persona presente falta de aire, no se despierte en la noche por tos, tenga una buena calidad de vida –que no le limite sus actividades diarias– y, sobre todo, que no tenga crisis de asma que ameriten asistir a una emergencia, lo que impacta positivamente en su calidad de vida.

Igualmente, comentó el experto, otro de los factores fundamentales para controlar la enfermedad es educar a los pacientes. Para esto, es útil proporcionarles un plan escrito que contenga consejos prácticos sobre cómo reaccionar en cada situación, además de controlar que estén usando de manera correcta los inhaladores y utilicen los medicamentos controladores de forma.

GSK empresa farmacéutica global con presencia en Centro América y Caribe al igual que todas las Guías de Manejo de Asma recomiendan como tratamiento controlador el uso de  esteroides inhalados (ICS o ICS/LABA) administrados en forma proactiva para el paciente asmático, amerite menos medicamento rescatadores SABA como un medicamento de rescate, cuya necesidad va disminuyendo a medida que el paciente se adhiere más al tratamiento controlador de largo plazo.

El paciente debe tomar en cuenta que un sobre uso de medicamentos rescatadores indica que necesita una reevaluación de su tratamiento controlador para evitarlo, por lo que se le recomienda consultar a su médico.

La OMS calcula que a la fecha hay 339 millones de personas con asma y estima que llegará a casi 400 millones de asmáticos el 2025. Según el informe del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) 2016, la prevalencia de asma en niños de 5 y 11 años y 12 y 17 años es de 9.6% y 10.5% respectivamente. Ante esta realidad, es fundamental comprender la importancia y beneficios a largo plazo controlar la enfermedad siguiendo el tratamiento proactivo de control prescrito por el médico tratante.

GSK hace más de 50 años se esfuerza por crear medicamentos a través de la innovación e investigación que permitan mejorar la salud de quienes padecen enfermedades respiratorias, aportando a los médicos opciones terapéuticas y la posibilidad de adaptar el tratamiento a las necesidades de cada paciente.

Con información de GSK Centroamérica y Caribe.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba