NacionalesSucesos

Fase II de Plan Control Territorial promueve inclusión de comunidades por medio de los CUBO

Los Centros Urbanos de Bienestar y Oportunidades (CUBO), que forman parte de la fase II del Plan Control Territorial, están abriendo oportunidades a la población de comunidades excluidas, que por años han estado en vulnerabilidad social y precariedad.

Carlos Marroquín, director de Reconstrucción del Tejido Social, destacó que actualmente ya se cuenta con dos CUBO en el país y 10 más están en ejecución. Este modelo de atención a las comunidades vulnerables está permitiendo espacios de entretenimiento y formación para los jóvenes salvadoreños.

Estos espacios brindan oportunidades de desarrollo a los habitantes de las comunidades pobres que han sido mayormente afectadas por la violencia social, la pobreza, la falta de empleo y el embate de las pandillas.

“Nosotros escuchamos a los jóvenes, sus necesidades, y con base a eso es que elaboramos un CUBO. Los resultados son satisfactorios porque hemos hecho que tengan otra opción para superarse; no una pandilla”, explicó Marroquín.

El director de Tejido Social lamentó que los diputados sigan sin aprobar el financiamiento para el resto de fases del Plan Control Territorial, ya que ahí se tienen presupuestados otros 25 CUBO más, que serán construidos en diferentes lugares.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba