NacionalesSucesos

Habitantes de San Salvador continúan denunciando acumulación de basura en sus vecindarios

La población de la capital continuó reportando este domingo la acumulación de promontorios de basura en diversos puntos de la ciudad, a raíz de la crisis generada por el impago del servicio de disposición final de los desechos sólidos y del combustible para los camiones que trasladan los desperdicios, por parte de la alcaldía de San Salvador.

Parte de las denuncias de este día se originaron en las colonias Menjívar y Santa Carlota, donde los habitantes han denunciado que las bolsas de basura se han estado acumulando debido a que la comuna no cumple con su obligación de retirar los desechos.

La crisis no da signos de atenuarse debido a que la gestión del alcalde Ernesto Muyshondt en la alcaldía de San Salvador ha provocado que el gobierno de la ciudad caiga en deudas millonarias, tanto con la empresa administradora del relleno sanitario, como con las empresas proveedoras del combustible para las góndolas y camiones que trasladan los desperdicios.

En el caso de la deuda con la empresa Manejo Integral de Desechos Sólidos (MIDES), el conflicto comenzó desde 2018, cuando la administración del entonces alcalde entrante de la capital incumplió acuerdos legales con la contraparte empresarial y comenzó a acumular deudas por el incumplimiento del pago de ese servicio.

El incumplimiento de la comuna ha escalado hasta los tribunales y en ese mismo sentido, los apoderados legales de MIDES presentaron la semana recién pasada una denuncia por estafa agravada contra el tesorero de la alcaldía de San Salvador Fernando Heriberto Portillo Linares.

MIDES acusa al tesorero de haberle entregado siete cheques sin fondo con los que pretendía cancelar parte de una deuda de alrededor de un millón 375 mil dólares, que sigue creciendo, porque la comuna apenas canceló $100 mil de ese monto.

La crisis se ha agravado por la deuda con la empresa que provee el combustible para los camiones que transportan los desechos, lo que a provocado la reducción del número de unidades recogiendo y trasladando los desperdicios fuera de la ciudad.

La gremial ASTRAM denunció también que la administración de Muyshondt ya acumula casi 5 millones en concepto de cotizaciones de unos 4 mil empleados que no han sido pagadas a las instituciones correspondientes.

Los trabajadores cuestionan que el alcalde haya prorrogado un contrato por 500 mil para publicitar su imagen, pero no solventa la crisis de la basura que afecta la salud de los capitalinos, ni paga las deudas de los trabajadores,

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios