ActualidadCienciaCOVID-19

El teletrabajo protege a los trabajadores de la COVID-19, dice un informe

Trabajadores esenciales que no tienen seguro médico o beneficios laborales están más expuestos a la COVID-19 que aquellos que pueden trabajar remotamente desde casa con todos los recursos y la comodidad adecuada para desempeñar sus actividades.

Trabajar desde casa durante la pandemia reduce significativamente el riesgo de contraer COVID-19, dicen los funcionarios de salud de EE. UU.

Sin embargo, la opción de trabajar de forma remota parece estar disponible principalmente para empleados con educación universitaria y seguro médico que ganan $75,000.00 al año o más, según un nuevo informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

«Tenemos dos clases diferentes de estadounidenses. Una es la clase de servicios esenciales, y luego tenemos la clase de cuello blanco capaz de trabajar desde casa», dijo el médico Eric Cioe-Pena, director de salud global en Northwell, New Hyde Park, NY.

De casi 250 trabajadores que informaron sobre su estado durante las dos semanas antes de contraer COVID-19, los que trabajaban fuera de sus hogares tenían una probabilidad significativamente mayor de enfermarse que los que trabajaban de forma remota al menos parte del tiempo, encontraron los investigadores de los CDC.

El porcentaje que había podido teletrabajar ya sea a tiempo completo o parcial fue menor entre los pacientes que dieron positivo por COVID-19 (35%) que entre los pacientes que dieron negativo (53%), anotaron los investigadores.

La carga de estas diferencias de clase recae en líneas raciales y económicas, dijo Cioe-Pena.

«Existe una clase específica de fuerza laboral esencial, a saber, médica, donde nos hemos asegurado de que tengan el PPE [equipo de protección personal] adecuado, pero no creo que hayamos sido tan rigurosos en el tipo de provisión y garantía para otros trabajadores esenciales», dijo. «Entonces, existe esta población de personas que son esenciales, pero que no están protegidas al nivel que los trabajadores médicos».

Cioe-Pena considera que esta división entre quienes tienen más y menos riesgo de contraer COVID-19 refleja las amplias desigualdades en la sociedad.

«Esto representa el tipo de estructuras y sistemas de poder que ya privilegiaban a los trabajadores blancos y tienen en desventaja a los trabajadores no blancos y con salarios más bajos», dijo. «A medida que avanzamos en COVID, debemos tratar de abordar algunas de estas desigualdades».

Como mínimo, Cioe-Pena dijo que los trabajadores esenciales deberían tener derecho a un equipo de protección personal adecuado. También necesitan tiempo pagado por enfermedad y seguro médico, agregó.

Los trabajadores vitales incluyen médicos, enfermeras, oficiales de policía y bomberos, pero Cioe-Pena dijo que es importante considerar a otros que brindan servicios muy necesarios, incluidos los trabajadores de comestibles, los repartidores y muchos otros.

«Todos ellos están dando servicio a nuestra infraestructura esencial, y sin ellos nuestra sociedad se detendría de manera muy inquietante», dijo Cioe-Pena. «Creo que los estamos aplaudiendo, pero también tenemos que ayudarlos».

Con reportes de la investigación publicad en Morbidity and Mortality Weekly Report y Medical Xpress.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios