Internacionales

Presentan demanda contra condado de Los Ángeles por asesinato de joven salvadoreño Andrés Guardado

Los padres del joven salvadoreño Andrés Guardado presentaron una demanda por homicidio culposo contra el condado de Los Ángeles, y su departamento del alguacil, este martes, después de esperar más de dos meses para obtener respuestas sobre el tiroteo fatal en el que murió su hijo adolescente a manos de dos oficiales del alguacil, informaron medios estadounidenses.

Guardado, de 18 años, recibió cinco disparos en la espalda el 18 de junio del 2020 mientras trabajaba como guardia de seguridad en un taller de carrocería en la ciudad de Gardena. Los agentes involucrados en su asesinato han sido identificados como Miguel Vega, que abrió fuego, y Chris Hernández, que no disparó. Ambos trabajan en la estación del sheriff en Compton, California.

Los oficiales supuestamente lo vieron con un arma; Guardado luego se escapó y los oficiales lo persiguieron hasta un callejón en la parte trasera de un edificio donde fue asesinado, dijo el capitán Kent Wegener, jefe de la oficina de homicidios, en una conferencia de prensa en junio.

Si bien en el lugar se encontró una pistola semiautomática calibre 40, que no había sido disparada, las autoridades no pueden aclarar si Guardado alguna vez apuntó con el arma a los agentes.

Los investigadores han dicho que no hay video del tiroteo, ya que los agentes no tenían cámaras corporales. Añadieron que un programa para proporcionar las cámaras se había estancado durante años. También indicaron que los oficiales no pudieron encontrar imágenes de video del tiroteo en los negocios circundantes.

El abogado de la familia Guardado, Nicholas Yoka, dijo en un comunicado: «La familia Guardado se merece su día en la corte y ahora están dando el primer paso hacia la justicia».

«Al presentar esta demanda, no solo nos comprometemos a exponer la verdad sobre el tiroteo injustificado de Andrés Guardado», dice el comunicado, «sino que buscamos evitar que este tipo de tragedia vuelva a suceder».

La demanda se produce en medio de nuevas acusaciones de otro ayudante del alguacil del condado de Los Ángeles, que sugieren que la estación de Compton es el hogar de los «Verdugos», una pandilla o camarilla de agentes dentro del departamento.

El agente Austreberto «Art» González, quien ha trabajado en Compton por más de cinco años, identificó tanto a Vega como a Hernández como «prospectos» de la banda «Verdugos» durante una deposición hecha el 11 de agosto por un caso de uso excesivo de la fuerza policial por un caso no relacionado con el asesinato de Guardado.

Según el testimonio de González, que fue obtenido por el medio estadounidense NBC News, los «Verdugos» utilizan la violencia contra otros agentes y miembros de la comunidad, así como cuotas de arrestos ilegales para aumentar su posición dentro del grupo.

Tom Yu, el abogado de Hernández, negó las acusaciones durante una entrevista telefónica con el mismo medio. «La tripulación de Verdugos no existe. Está compuesta por él», dijo, y agregó que las acusaciones de González «se eliminarán durante el descubrimiento y la verdad prevalecerá».

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios