Internacionales

Misteriosa muerte de 40 delfines en islas Mauricio tras derrame de petróleo

Pescadores narraron la desgarradora historia de dos delfines, una madre y su bebé, que agonizaron tras un derrame de petróleo en las islas Mauricio.

Al menos 40 delfines murieron misteriosamente en un área de Mauricio afectada por un derrame de petróleo de un barco japonés, dijeron el viernes funcionarios, mientras testigos describían la muerte de una madre delfín y su bebé, informaron medios internacionales.

Los ecologistas han exigido una investigación sobre si los delfines murieron como resultado del derrame de un barco japonés, que fue hundido el lunes después de encallar en julio y derramar petróleo.

El número de muertos podría aumentar: el pescador Yasfeen Heenaye dijo que vio entre 25 y 30 delfines aparentemente muertos flotando en la laguna el viernes por la mañana, entre decenas de animales que los pescadores intentaban alejar de la contaminación.

«Había una madre y su bebé», dijo. «Estaba muy cansado, no nadaba bien. Pero la mamá se quedó a su lado, no dejó que su bebé se fuera con el grupo. Todo el camino ella se quedó con él. Ella estaba tratando de protegerlo».

Él filmó mientras el ternero se revolcaba de costado y moría frente a ellos, flotando sobre las olas.

Heenaye, con el barco sin combustible, le hizo una seña a Reuben Pillay, quien rastreó a la madre delfín. Inicialmente parecía normal, dijo.

«Pero en unos minutos se puso de costado, una aleta en el agua y la otra fuera del agua, y luego comenzó a agitar la cola realmente muy rápido», dijo Pillay, un operador de drones profesional y ambientalista que está proporcionando videos a la agencia internacional Reuters.

«Nadó en círculos frente al bote, movió la cola muy violentamente y después de unos cinco minutos simplemente dejó de moverse y se hundió … Escuchamos gritos, pensé que era una mujer en el bote, pero me dijeron yo, no, era el delfín».

La madre delfín dejó de moverse y finalmente se hundió lentamente, con la cola primero, bajo las olas. El bebé muerto flotaba en la superficie. «No sabíamos qué hacer. Fue desgarrador», dijo Pillay.

Horas antes, Jasvin Sok Appadu, del Ministerio de Pesca de Mauricio, dijo a Reuters que hasta el momento 38 cadáveres habían llegado a las playas. Los resultados de la autopsia de 25 delfines, que llegaron a la costa el miércoles y jueves, se esperan en los próximos días, dijo.

Hasta ahora, los veterinarios han examinado solo dos de los delfines, que presentaban signos de lesiones pero ningún rastro de hidrocarburos en sus cuerpos, según los resultados preliminares de la autopsia. La autopsia de los dos primeros fue realizada por el Albion Fisheries Research Center, administrado por el gobierno.

Los delfines han estado muriendo en un área afectada por un derrame de petróleo causado cuando el barco japonés, el MV Wakashio, chocó contra un arrecife de coral el mes pasado. El jueves, Greenpeace pidió al gobierno de Mauricio que iniciara una «investigación urgente para determinar la causa de las muertes y cualquier vínculo con el derrame de petróleo de Wakashio».

Con reportes de Reuters.
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios