Internacionales

Huracán Laura de categoría 4 tocará tierra en horas de la noche de este miércoles

El huracán Laura podría arrastrar una marejada ciclónica con alto riesgo de inundaciones repentinas en algunas áreas de Texas y Luisiana.

El huracán Laura se fortaleció a una tormenta de categoría 4 «extremadamente peligrosa» con vientos de 225 kilómetros por hora antes de su llegada a tierra este miércoles por la noche, o la madrugada del jueves, a lo largo de la frontera de Texas y Louisiana, informaron medios estadounidenses.

Se espera que arrastre una marejada ciclónica «catastrófica» que podría alcanzar hasta 4 a 6 metros en algunas áreas, dijo el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés).

Se ha ordenado la evacuación de más de 500.000 personas en esos estados y se espera que la devastación de la tormenta se extienda tierra adentro, con el riesgo de que afecte a 6 millones de personas por inundaciones repentinas.

La tormenta, que se intensifica rápidamente, podría causar daños antes y mucho después de tocar tierra, y no solo a lo largo de la costa del Golfo. El miércoles por la tarde, Laura estaba a unas 321 kilómetros de la costa y se movía a 25 km/h.

La propia oficina de la agencia en Lake Charles, Louisiana, fue evacuada el miércoles por la tarde. En lo que ahora es la mayor evacuación en los EE. UU. desde el inicio de la pandemia del nuevo coronavirus, se ordenó la huida a más de medio millón de personas.

De hecho, se ordenó a más de 385,000 residentes que evacuaran de las ciudades de Beaumont, Galveston y Port Arthur en Texas. Diez ciudades y condados más de Texas estaban bajo órdenes de evacuación voluntaria, incluidas partes de Houston. Cerca de 60 condados en el estado estaban bajo una declaración de desastre.

A otras 200.000 personas se les ordenó abandonar la parroquia de Calcasieu y partes de la parroquia de Cameron en el suroeste de Louisiana.

El miedo a enfermarse con el coronavirus puede hacer que algunas personas duden en ir a refugios. Los funcionarios instaron encarecidamente a las personas a que se fueran de todos modos.

«Ojalá no sea tan amenazante para la gente, para la vida, porque la gente no se atreve a ir a ningún lado debido al COVID», dijo el residente Robert Duffy mientras colocaba sacos de arena alrededor de su casa en Morgan City, Louisiana. «Nadie quiere dormir en el piso de un gimnasio con otras 200 personas. Es un poco difícil hacer distanciamiento social», dijo el estadoundiense al medio NBC News.

Con reportes de NBC News y CNN.
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios