Deportes

Vidal sostiene al Barcelona en la lucha

El Barça saltó al césped del José Zorrilla con la firme intención de controlar el juego desde el minuto uno.

El Barcelona se mantiene en la pelea por el título de liga, gracias a un solitario gol, firmado por Arturo Vidal en el inicio de la primera mitad, ante un Real Valladolid que, como suele ser habitual, plantó cara, se mostró atrevido y mereció puntuar.

El Barça saltó al césped del José Zorrilla con la firme intención de controlar el juego desde el minuto uno, y presionó en todo el campo para tener la pelota y asediar el área blanquivioleta. Y Semedo se convirtió en protagonista desde la banda, desbordando para buscar centros.

Y, de hecho, el primer tiro a puerta del cuadro azulgrana surgió tras la jugada y centro de Semedo, que encontró a Riqui Puig, aunque el disparo de este fue detenido sin dificultad por Jordi Masip. Fue una advertencia clara. Al Real Valladolid le costaba evitar el asedio catalán.

No tardó en llegar el gol, también desde una jugada iniciada por Semedo, que combinó con Messi para que este encontrara a Vidal, quien la enganchó con un buen remate, ajustándolo al palo e impidiendo que el meta local pudiera hacer nada para detenerlo. Mas ese tanto no frenó la intensidad de los de Quique Setién.

Solo cuatro minutos después, Griezmann tuvo en sus botas un gol cantado, pero golpeó mal la pelota y salió fuera. Un fallo difícil de explicar en un jugador de la calidad y experiencia del delantero francés que permitió que el Real Valladolid siguiera con vida y con ganas de lucha.

Eso sí, no tuvo demasiadas ocasiones para alcanzar el área azulgrana y tan solo Guardiola intentó sorprender a Ter Stegen desde fuera del área, pero su lanzamiento no llevó peligro. Eso, sin embargo, no frenó a los vallisoletanos, que pudieron empatar el encuentro a falta de siete minutos para el descanso.

Kike Pérez, tras saque de Masip, lograba adelantar, en carrera, a la defensa azulgrana, para plantarse solo delante de Ter Stegen, pero ya llegó forzado y perdió una grandísima ocasión para marcar. Hasta Ter Stegen se acercó al canterano con un gesto paternalista.

Con el Real Valladolid dispuesto a no rendirse, a esforzarse hasta el máximo en el plano defensivo, y un Barcelona que quería reivindicarse, se llegó al descanso con la ventaja aportada por Vidal en el primer cuarto del encuentro.

Tras la reanudación, se produjeron más cambios en el cuadro local -que ya tuvo un primero a los 24 minutos, tras la lesión de Raúl Carnero-, para buscar más creación a través de Hervías y Ünal, mientras que Quique Setién sacó a un Griezmann poco acertado para dar entrada a Luis Suárez.

El Real Valladolid quería competir. Kike Pérez mostró su desparpajo y fue el más activo de su equipo a la hora de encarar el área rival y el que dispuso de una magnífica oportunidad para igualar el choque, con un disparo que, al entrar en carrera, terminó saliendo desviado.

El conjunto blanquivioleta se volcó para tratar de sacar algo positivo. Ünal también lo intentaba, aunque con remates poco potentes ante los que el meta alemán no tuvo problemas. Fueron momentos de control del Real Valladolid, de mucha intensidad, pero cuando esta bajaba, el Barça volvía a la carga.

Eso sí, Masip no tuvo que preocuparse, porque el único remate del cuadro azulgrana en esa fase de control local se produjo de falta directa, con Messi como protagonista. Y estuvo atento para detenerlo. Mientras, los locales seguían luchando y no cejaron en su empeño hasta el final, con disparos de Sandro y de Waldo que paró Ter Stegen, para conservar la victoria de su equipo.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios