COVID-19Estilo de vida
Tendencia

Conoce algunas prácticas para reducir el estrés y mejorar nuestra salud en tiempos de COVID-19

En estos tiempos tan inciertos, el estrés puede tener un enorme impacto en nuestro cuerpo. 

Millones de familias se han visto obligadas a permanecer en su hogares en cuarentena, para evitar el contagio del coronavirus enfrentándose a la ansiedad que el encierro del hogar genera.  Es imposible evitar el estrés de cada día.

¿Sabías que nuestro cuerpo no diferencia entre las fuentes de estrés, sino que solo responde ante el estrés? Por eso, si el estrés se debe a un hecho real o tan solo a un pensamiento, el cuerpo puede reaccionar de la misma forma. Ahora bien, en estos tiempos tan inciertos, el estrés puede tener un enorme impacto en nuestro cuerpo. 

Imagen de referencia

Entonces, ¿qué es la “respuesta al estrés” y por qué la experimentamos? Según el Director de Salud y Nutrición, Herbalife Nutrition, Dr. Kent Bradley ,en pocas palabras, es para nuestra propia supervivencia. Es decir, estamos programados para sobrevivir y nuestra mente se encuentra en constante estado de alerta frente a las amenazas. Algunos lo denominan reacción de “lucha o huida”. Creo que todos sabemos qué se siente: aumento repentino de la frecuencia cardíaca, quizás aceleración de la respiración. Todo apunta a preparar el cuerpo con el oxígeno necesario para actuar de inmediato. Detrás de esto, existe un aluvión de hormonas que estimula las acciones del cuerpo y, al mismo tiempo, afecta otros aspectos de nuestra salud. 

Aumenta la circulación de adrenalina, conocida como epinefrina, que activa nuestra frecuencia cardíaca, pero también estimula la liberación de glucosa y grasa de los depósitos de almacenamiento como fuente de combustible. Si no se controla, se produce una segunda respuesta, que provoca la liberación de cortisol al torrente sanguíneo. El cortisol aumenta la cantidad de glucosa en el torrente sanguíneo y puede estimular el hambre, lo cual puede llevarnos a ingerir más calorías de las que realmente necesitamos y favorecer el sobrepeso o la obesidad.

¿Qué significa el estrés causado por el COVID-19? 

El estrés agudo puede ser beneficioso y perjudicial a la vez para nuestro cuerpo. Puede ser beneficioso, porque nos obliga a mantenernos atentos para protegernos y proteger a nuestros seres queridos. Puede ser perjudicial, porque aumenta la presión sanguínea y acelera la frecuencia cardíaca y, en personas con enfermedad cardiovascular preexistente puede provocar un ataque cardíaco o ACV. 

Sin embargo, lo más preocupante es el estado de estrés crónico, como el que experimentan muchas personas en este momento de incertidumbre. En este estado, el cuerpo está constantemente en alerta, lo que provoca un aumento en la presión sanguínea y el peso, ambos factores de riesgo para la enfermedad cardiovascular. 

Además, sabemos que el cortisol reduce la producción de nuestras células inmunoprotectoras, conocidas como linfocitos. Si bien en la fase aguda podemos observar un verdadero aumento de estas células, a medida que avanzamos a un estado de estrés más crónico, la liberación de cortisol produce una disminución de los linfocitos, que puede afectarnos a la hora de combatir efectivamente las infecciones.

Estos seis tips te ayudarán a reducir el estrés. ¡Conócelos!

Reposar: En primer lugar, ¡duerma bien!  El descanso adecuado es sumamente beneficioso para calmar la respuesta al estrés.
Relajación: Respiración profunda, a través de ejercicios de meditación o yoga.  ¡La clave es la respiración intencionalmente lenta y profunda!
Recreación: Manténgase activo durante el distanciamiento social, aunque sea caminando dentro de su casa, o leyendo un libro (algo que disfrute hacer).  ¡Tomarse un tiempo para hacer algo que disfruta y que incluya algún tipo de actividad (física o mental) es beneficioso!
Relaciones: Mantenerse conectado es muy importante.  Estamos programados para vivir en comunidad.  Podemos estar físicamente aislados, pero eso no significa que perdamos nuestra conexión con los demás. Las llamadas telefónicas o las videollamadas pueden ser una excelente forma de mantenernos conectados.
Rutina:  Sí, en medio del cambio, ¿por qué agregar otro más?  Mantenga la consistencia.  Ahora debe trabajar desde casa.  Entonces, levántese a la misma hora, arme una oficina y trabaje como lo haría habitualmente.
Reformular: Vuelva a analizar el estrés percibido para dejar de considerarlo una amenaza.  Quizás necesite la ayuda de un coach que lo oriente en la práctica de identificar, en primer lugar, por qué algo es percibido como una amenaza para luego ponerlo en un contexto beneficioso.

 

Información sobre la pandemia COVID-19

World free icon

Datos mundiales

Alcance de pandemia COVID-19

Coronavirus free icon

Síntomas

Aprende cuáles son los síntomas por COVID-19 para actuar a tiempo

Hand wash free icon

Prevención

Estas son las medidas de protección básicas contra la COVID-19

Warning free icon

Preguntas clave

Preguntas y respuestas vitales sobre la COVID-19 que ya reporta un millón de contagios

Patient free icon

Cobertura especial

102nueve Periódico Digital de El Salvador territorio del adulto joven
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios