Deportes

Nicaragua es el único país de América en no parar su liga de fútbol por COVID-19

El país pilonero es fuertemente criticado por no tomar las medidas de prevención necesarias.

El coronavirus ha logrado algo que ni las guerras habían conseguido, al paralizar el fútbol a nivel mundial, pero hay un país que sigue desafiando esta pandemia que tiene en zozobra a millones de personas, y ese es Nicaragua, el único de América que sigue jugando la Liga Primera en la que participan 10 equipos.

En Centroamérica, el país pilonero es fuertemente criticado por no tomar las medidas de prevención necesarias, ni establecer ningún tipo de alerta o restricción para intentar frenar el contagio masivo.

Por el contrario, bajo la excusa de que solo hay cinco casos positivos, el Gobierno sigue promoviendo las aglomeraciones públicas, como la inauguración de obras públicas para ocio y recreación o bien la realización de marchas y manifestaciones que congregan a cientos de personas, contrastando con las duras medidas tomadas por países como Costa Rica o El Salvador.

Como parte de esas medidas, se han suspendido las Ligas de fútbol en todos los países vecinos. Primero lo hizo Panamá, dejando la temporada desierta, después fue El Salvador, pero decidió dar como campeón al equipo que terminó líder en la primera vuelta (11 Deportivo), y luego Honduras, Guatemala y finalmente Costa Rica también decidieron suspender sus respectivos torneos.

Pero en suelo nica, el balón se sigue moviendo, a decisión de la mayoría de presidentes de los clubes de la Liga Primera, a excepción del Diriangén, equipo que además emitió un pronunciamiento el pasado 21 de marzo en el que manifestó que “sigue firme en su posición de suspender el campeonato hasta que haya condiciones seguras para reanudarlo” y cuyos jugadores también salieron al campo posando con mascarillas y guantes antes del duelo frente al Ocotal, como protesta a la decisión tomada por la mayoría de clubes.

Eso sí, aunque han decidido continuar jugando a puerta cerrada, muchos consideran que es un acto irresponsable por parte de la Liga.

“Me parece poco responsable seguir jugando cuando el mundo ha tenido que parar para sobrevivir. Ojalá después no tengamos que lamentarnos pero creo que no se puede vivir de espaldas a la realidad”, dijo el periodista Edgard Rodríguez del diario La Prensa a Eurosport.

Mientras tanto, mientras en la mayor parte del mundo los futbolistas están confinados en sus casas, en Nicaragua este fin de semana seguirá rodando el balón con la realización de la jornada 14 de la Liga Primera, con goles que no tienen el mismo sabor.

Información sobre la pandemia COVID-19

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios