ActualidadCOVID-19

¿Cuánto tiempo puede la cuarentena masiva de China evitar una pandemia de coronavirus?

Los países deben estar usando cualquier tiempo extra para prepararse ante el coronavirus, si la epidemia no se detiene en China, según expertos.

Las medidas para detener el coronavirus en la República Popular de China han podido frenar la propagación mundial de la enfermedad, pero no pueden realizarlo para siempre, declararon este miércoles especialistas de la Universidad del Nordeste de Boston, Estados Unidos, informó la plataforma Medical Xpress.

El número de casos está creciendo rápidamente, pero el brote ha sido contenido en gran medida dentro del país asiático. Sin embargo, ¿pueden estas medidas continuar evitando la propagación mundial de la enfermedad?

«Todos nos aferramos a esta esperanza de que pueda estar contenida en China», dijo Alessandro Vespignani, profesor universitario distinguido de física, ciencias de la computación y ciencias de la salud. «Han hecho algo tan extraordinario que seguimos creyendo que hay alguna posibilidad de contenerlo», añadió.

A última hora del miércoles, el número de casos confirmados de nuevos coronavirus en China había aumentado a 28 mil 018, y el número de infecciones no muestra signos de desaceleración.  Más de 560 personas han muerto. Pero el número de casos fuera de China ha aumentado en más de 190 en 24 países y, hasta el momento, ha resultado en una sola muerte.

Las autoridades chinas han implementado restricciones de viaje y cuarentenas en varias áreas importantes para frenar la propagación de la enfermedad. «Aislaron la mayor burbuja de infecciones», dijo Vespignani. «Esta es la cuarentena o cordón masivo más grande que jamás haya visto. 30 millones de personas».

Otros países, incluidos Rusia, Italia, Pakistán, Australia y los EE. UU., han cerrado fronteras con China o se han negado a permitir la entrada de visitantes que hayan venido o hayan pasado por China. Estas medidas pueden estar ayudando a frenar la propagación mundial de la enfermedad, pero no se pueden mantener para siempre, dijo Vespignani el miércoles a una gran audiencia que asistió a un panel convocado para discutir las preocupaciones en torno al virus.

Los funcionarios internacionales de salud han advertido que cerrar las fronteras puede dificultar el traslado de suministros médicos, obstaculizar los esfuerzos de recopilación de datos e interrumpir las economías. «Tanto la historia como los modelos enseñan que realmente no se puede detener un virus respiratorio», dijo Wendy Parmet, profesora distinguida de derecho de la Universidad Matthews y directora del Centro de Políticas y Leyes de Salud de la Universidad del Nordeste de Boston.

«Tal vez le dedique algo de tiempo, pero es muy peligroso porque es fácil pensar en las enfermedades como ‘allá construimos un muro, problema resuelto’. Y esa no es la forma en que funciona, especialmente con enfermedades respiratorias», mencionó la especialista.

Los países deben estar usando cualquier tiempo extra para prepararse para el virus, dijo Parmet, y para ayudar a China. Porque contener la enfermedad en China no será suficiente si la epidemia no disminuye allí, dijo Vespignani. «Si no hay mitigación de la epidemia en China, el crecimiento del número de casos es de 1.500 millones de personas. No se sella el país (…) En ese momento, debes reabrir el mundo e intentar un enfoque diferente», mencionó.

La clave es interrumpir la propagación en la provincia de Hubei, donde se encuentra Wuhan y donde ha ocurrido el 80 por ciento de los casos, dijo Vespignani. Y aunque actualmente no hay vacuna o tratamiento para la enfermedad, todavía hay cosas que se pueden hacer.

«Cuando aíslas a la persona, haces profilaxis, haces otro tipo de intervenciones, rompes esta cadena de transmisión», dijo Vespignani. «Esas son las cosas que todo el mundo ahora intenta hacer en China para contener la epidemia», indicó. Aunque el esfuerzo para evitar una pandemia se centra ahora en China, Vespignani dijo que el resto del mundo no puede cerrarse para siempre.

«Este es un problema global», dijo Vespignani a la multitud. «Esta es la humanidad versus los virus y los patógenos. Es una guerra diferente, y tenemos que estar todos unidos en esta guerra».

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios