Temas especiales

Gobierno no toma en cuenta la importancia de 28 años de firma de los Acuerdos de Paz

Según analistas, para el Gobierno la historia de El Salvador comenzó en febrero del 2019, con la victoria presidencial de Nayib Bukele, sin tomar en cuenta la importancia de la finalización del conflicto armado.

Los economistas Alfonso Goitia y Rafael Lemus lamentaron este jueves que el Gobierno liderado por el presidente Nayib Bukele no haya realizado un acto oficial para conmemorar los 28 años de firma de los Acuerdos de Paz de Chapultepec, que pusieron fin a un conflicto armado que dejó al menos 75 mil muertos, en su mayoría civiles, así como consecuencias sociales, políticas y económicas para la región salvadoreña.

«Es lamentable no poder contar con un acto oficial por parte del gobierno en el marco de los Acuerdos de Paz», dijo Goitia en una de sus intervenciones de la entrevista principal del programa A Primera Hora de Radio 102nueve. «Parece que, para este gobierno, la historia del país comienza en febrero del año pasado, y no han tomado en cuenta que los Acuerdos de Paz son parte de la historia de nuestro país», dijo.

Por su parte, el economista Lemus detalló la importancia del evento que, al momento del acuerdo, fue considerado como el fin de una guerra que desató graves violaciones a los derechos humanos de los salvadoreños. «Si revisamos la historia del país, desde 1940, hasta la fecha, no hay otro acto político más importante, que la firma de los Acuerdos de Paz», mencionó Lemus.

«El país si debe de sentirse orgulloso de ese evento político (Acuerdos de Paz), porque fue la finalización de una guerra», señaló Lemus. «No se trata de celebrar, se trata de recordar un acontecimiento histórico que ha marcado nuestro país desde 1992», agregó Goitia.

La guerra civil de El Salvador se desarrolló entre 1980 y 1992, como consecuencia de la violencia entre el gobierno derechista y la oposición izquierdista que venía generándose desde la década de los años 70. El conflicto llegó a su punto álgido con las masacres ocurridas a orillas del Río Sumpul en Chalatenango (1980) o  la vivida en los cantones El Mozote, Los Toriles y La Joya del departamento de Morazán (1981).

También con el asesinato del entonces arzobispo de San Salvador, Oscar Arnulfo Romero, en 1980 (declarado santo por la Iglesia Católica en 2018), así como la masacre de 6 sacerdotes jesuitas y dos colaboradoras en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas en 1989.

Tras cumplir compromisos, las partes involucradas en el conflicto fueron convocadas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la firma de los Acuerdos de Paz de Chapultepec el 16 de enero de 1992 en el Castillo de Chapultepec, Ciudad de México, México.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios