Actualidad

Pandilleros de MS-13 transforman su apariencia para no ser detectados en EUA

"Limpio, bien hablado y con cero tinta en su cuerpo” son las nuevas características que ha retomado los miembros de la pandilla MS-13 para no ser detenidos en Estados Unidos.

Los miembros de la pandilla MS-13 en Estados Unidos han evolucionado y cambiado su apariencia en un esfuerzo por evitar la atención no deseada de la policía y, al mismo tiempo mantener fortalezas en varias ciudades importantes de los EUA, informó el medio Washington Examiner.

«La idea de que tienen tatuajes de pies a cabeza, eso ya no está sucediendo», dijo un alto funcionario del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) en una larga entrevista con Washington Examiner sobre la pandilla. La «nueva norma», según la agencia federal de inmigración que investiga, arresta y deporta a miembros que residen ilegalmente en los Estados Unidos, es alguien que es «limpio, bien hablado y [tiene] cero tinta en su cuerpo”.

La MS-13, abreviatura de Mara Salvatrucha, es conocida por delitos extremadamente violentos. En 2012, el Departamento del Tesoro lo declaró una organización criminal transnacional por su trabajo de contrabando de personas, drogas y armas entre Centroamérica y los Estados Unidos. A fines de 2019, aproximadamente 10 mil miembros están en el país con decenas de miles más en todo el mundo, principalmente en El Salvador.

Los tatuajes prominentemente colocados y ocultos han sido durante mucho tiempo una forma de que los miembros identifiquen y hagan alarde de su membresía en la pandilla, formada por salvadoreños que viven en Los Ángeles hace aproximadamente cuatro décadas. Históricamente, los miembros se hicieron tatuajes después de ser promovidos dentro de la pandilla. Cuantos más tatuajes en el cuerpo de alguien, mayor será su rango.

La falta de tatuajes hace que sea más difícil identificar a las personas arrestadas por la policía local o federal. El funcionario de ICE dijo que un número no especificado de miembros de la MS-13 se incrustó en las caravanas de migrantes que partieron de El Salvador, Guatemala y Honduras con destino a los Estados Unidos desde 2017.

Mientras que algunos de los miles pueden haber intentado usar los grandes grupos como cobertura, la falta de identificadores físicos dificultó a los funcionarios mexicanos elegirlos entre las masas a medida que avanzaban por el país, y también fue más difícil para los agentes federales estadounidenses detectar si la persona fue detenida en la frontera con un gran grupo.

El presidente Trump llevó a la pandilla a la vanguardia de la agenda de inmigración de su administración en 2017 y 2018 con más de 160 menciones de la organización en sus primeros dos años en el cargo. Los tres funcionarios le dijeron al  medio estadounidense que habían rastreado la MS-13 durante años, no solo desde que Trump comenzó a hablar de ello. Explicaron que la pandilla no solo está evolucionando en apariencia sino también en su trabajo.

«Su delito número uno por dinero son los narcóticos», dijo el funcionario de ICE. La pandilla se centró durante años en el tráfico de armas de fuego, así como en el tráfico de cocaína y marihuana. Recientemente, sus camarillas dentro de la región del norte de Virginia se han involucrado más en la trata de personas y el trabajo forzado, incluida la prostitución de menores y adultos esclavizados o extorsionados.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios