Internacionales

Dos sacerdotes sentenciados a 40 años de prisión por abuso sexual en Argentina

 Este lunes se cumplieron tres años desde que se anunciaron las primeras quejas en el caso. 

Un tribunal argentino condenó este lunes a dos sacerdotes católicos y al ex jardinero de una escuela dirigida por una iglesia para estudiantes sordos en la provincia de Mendoza por 28 cargos de abuso sexual y corrupción de menores, informaron medios locales e internacionales.

Los sacerdotes Nicola Corradi y Horacio Corbacho fueron condenados a 42 y 45 años de prisión, respectivamente, mientras que el empleado de la escuela, Armando Gómez, cumplirá 18 años. Las sentencias de los jueces Carlos Díaz, Mauricio Juan y Anibal Crivelli del Tribunal Penal Colegiado No. 2 se transmitieron en vivo en toda Argentina, informó Reuters.

Las acusaciones contra los tres imputados fueron hechas por más de 20 exalumnos del Instituto Antonio Provolo para sordos de Mendoza. El lunes se cumplieron tres años desde que se anunciaron las primeras quejas en el caso.

La condena  tiene un impacto mundial: es la primera vez que son enjuiciados en 50 años de denuncias de violaciones, abuso sexual, maltratos y corrupción de menores, los sacerdotes de esta orden religiosa con sedes en Verona, Italia, en La Plata y Mendoza, en Argentina, indicó El Clarín.

A principios de este mes, un fiscal argentino solicitó el arresto de un obispo católico romano después de que las autoridades dijeron que ignoró repetidas llamadas y correos electrónicos relacionados con una investigación de acusaciones de abuso sexual en su contra. El obispo, Gustavo Zanchetta, había estado viviendo en la Ciudad del Vaticano, donde anteriormente ocupó un puesto en el departamento financiero de la iglesia, según la oficina del fiscal.

Tras el anuncio, los adolescentes y jóvenes de Provolo, que hoy tienen entre 14 y 30 años, dejaron la sala de audiencia abrazados, llorando, y eufóricos por tanta emoción contenida«Los tres fueron culpables. Estoy feliz y orgullosa de haber luchado y he visto que se hizo Justicia. Ahora soy más fuerte», dijo a El Clarín la denunciante inicial de la causa, una joven hipoacúsica, de 28 años que tiene una hija de 2.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios