Internacionales

Evo Morales: «A los nuevos políticos de América Latina, cuídense de la OEA, es neogolpista»

El expresidente boliviano acusó al organismo internacional de colaborar con el supuesto golpe de Estado que lo obligó a abandonar su cargo en el cual fue reelecto el pasado mes de octubre

El expresidente de Bolivia Evo Morales, quien desde el pasado lunes vive bajo asilo político en México, acusó este miércoles a la Organización de Estados Americanos (OEA) de sumarse al “golpe de Estado” que provocó su salida del cargo en el que fue reelecto en el mes de octubre.

«Lamentablemente la OEA se ha sumado a ese golpe de Estado. Recomiendo (…) a los nuevos políticos de América Latina: cuídense de la OEA. La OEA es neogolpista para mí. La OEA debería cambiar el nombre. Debería ser ‘Organización de Estados del norte’ y no de ‘América” dijo el dirigente izquierdista durante una transmisión radial desde México y una posterior rueda de preguntas ante la prensa internacional.

Morales abandonó la presidencia el pasado domingo, cargo que ostentaba desde 2006 y en el que fue reelecto en los comicios del mes de octubre, después de que los militares le pidieran que renunciara y sus aliados se desmoronaran en medio de una violenta reacción de la ciudadanía a raíz de una disputada elección que ha afectado a la nación sudamericana, informaron medios internacionales.

Morales, el líder del país durante casi 14 años, dijo en comentarios televisados ​​que enviaría su carta de renuncia para ayudar a restaurar la estabilidad, aunque apuntó a lo que llamó un «golpe de estado».  El jefe de las fuerzas armadas de Bolivia dijo el domingo que el ejército le había pedido a Morales que renunciara después de semanas de protestas por las elecciones presidenciales del 20 de octubre, que ganó Morales.

«Sugerimos que el Presidente del Estado renuncie a su mandato presidencial, permitiendo que se restablezca la paz y se mantenga la estabilidad por el bien de nuestra Bolivia», dijo el general Williams Kaliman, comandante de las fuerzas armadas de Bolivia.

Ante este escenario, el secretario general de la OEA, Luis Almagra, declaró durante una sesión de su Consejo Permanente que: “En Bolivia hubo un golpe de Estado el 20 de octubre cuando Evo Morales cometió fraude electoral”. Además, sostuvo que el ejército boliviano actuó conforme a sus mandatos constitucionales. “El Ejército debe actuar conforme a su mandato. Nadie ha excedido el poder hasta ahora”, añadió.

Mientras tanto, el vacío de poder generado por la renuncia de Morales será ocupado desde este miércoles por la senadora Jeanine Áñez, quien se proclamó el martes 12 de noviembre del 2019 como presidenta interina de Bolivia en una sesión legislativa que no contaba con quórum de reglamento en ninguna de sus cámaras.

“Queremos convocar a nuevas elecciones lo más pronto posible (…), con autoridades probas, de mérito, de capacidad, que sean independientes”, dijo en su discurso, ante un Pleno del Congreso al que solo asistieron legisladores opositores a Morales.

Por su parte, Morales cuestionó la decisión de la Senadora y realizó un llamado a las fuerzas armadas a que no «metan bala al pueblo».

«He equipado a las fuerzas armadas no contra el pueblo, (no) para que las fuerzas armadas esté contra el pueblo, sino para que defiendan la patria. Lamento mucho que las fuerzas armadas estén ahora con un golpe de Estado», afirmó Morales.

De igual manera, el exmandatario izquierdista alertó a su pueblo de que la OEA provocará una “matanza” en el país haciendo uso del ejército. «Quiero comunicarme con Luis Almagro para decirle que va a llevar a una matanza en Bolivia. Con esto, solo están incendiando al país. Cualquier muerto va a ser su responsabilidad. Hasta que yo renuncié, no ha habido bala de las Fuerzas Armadas contra mi pueblo», sentenció.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios