Nacionales

Cámara reitera que agresión sexual contra niña es una falta porque tocamiento fue «sobre la ropa»

La polémica que ha alcanzado consternación pública nacional e internacional se basa en que la Cámara restó gravedad a la acusación de la menor contra Escalante, no lo llevó a juicio y  desacreditó la agresión a una falta.

La Cámara Primera de lo Penal de San Salvador, que conforman los magistrados Guilermo Arévalo Domínguez y Martín Roger Zepeda, reiteraron al término del martes que el magistrado Jaime Eduardo Escalante Díaz, no realizó una agresión sexual contra una niña de 10 años en la residencial Altavista II, en el municipio de Tonacatepeque, al considerar que los actos de tocamiento se realizaron “sobre la ropa”, por “descuido” de la niña y a plena luz del día en la vía pública.

Los magistrados determinaron que una agresión sexual solo puede definirse si ocurrió en un lugar privado y sin público porque en la sociedad salvadoreña estos delitos son considerados como “delitos de alcoba”. La falta que determinaron los jueces usualmente se castiga con una multa cuyo monto oscila entre los 10 y 30 días de salario.

«Un tocamiento breve o instantáneo en la región púbica de la víctima, en un lugar transitado, populoso, habitacional y aprovechando un descuido de ésta, mientras se encontraba jugando con otro niño, y sobre su ropa, no supone el grado de afectación suficiente para poder considerar la conducta como constitutiva del tipo penal agresión sexual en menor», indicaron los jueces en una resolución escrita brindada a las partes involucradas.

La polémica que ha alcanzado niveles de consternación pública a nivel nacional e internacional se basa en que la Cámara restó gravedad a la acusación de la menor contra Escalante, no lo llevó a juicio y  desacreditó la agresión a una falta contra las buenas costumbres y el decoro, que ahora será evaluada por un Juzgado de Paz de Tonacatepeque, lugar donde ocurrieron los hechos.

El magistrado fue capturado el 18 de febrero del 2019 después de ser denunciado por los familiares de la víctima ante la Fiscalía General de la República (FGR) y llevado a la Asamblea Legislativa, donde una comisión especial determinó que había suficientes pruebas para desaforarlo.

Según lo expuesto en el congreso, Escalante habría tocado las partes íntimas de una niña, cuya identidad se desconoce para proteger su integridad, y habría huido de la escena abandonando su vehículo en la zona, ante la mirada de vecinos de la colonia Altavista.  El informe del Instituto Medicina Legal (IML) confirmó que la menor de edad sufrió la agresión sexual.

Actualmente, Escalante Díaz está suspendido de su cargo como segundo magistrado propietario de la Cámara Tercero de lo Civil de la Primera Sección del Centro Judicial Isidro Menéndez, luego de que la Asamblea Legislativa aprobara quitarle el fuero constitucional.

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios