Nacionales
Tendencia

El folklore es la totalidad de nuestras costumbres

El folklore propio son las historias, una de ellas es la historia de Panchimalco, la historia de San Antonio Abad, los cuales son hechos folklóricos.

Juan José Granados, Melvin Ponce, músicos del Ballet Folklórico Nacional y Mayra Villacorta, directora del Ballet Folklórico del Ministerio de Cultura, nos compartieron la historia prehispánica del folklore.

El folklore es la totalidad de nuestras costumbres y es lo que nosotros vivimos y hacemos cada día. En la población salvadoreña actual, el resultado de toda esa mezcla original hispana y prehispánica es su folklore.

Para la directora del Ballet Folklórico del Ministerio de Cultura, Mayra Villacorta, el folklore propio son las historias, una de ellas es la historia de Panchimalco, la historia de San Antonio Abad, los cuales son hechos folklóricos.

Música Folklórica

Resultado de imagen para pitos de carrizo
Imagen de referencia

Para Juan José Granados, músico del Ballet Folklórico Nacional, la música para que algo sea catalogada como folklórico, tiene que ser anónimo y que tenga años de venirse transmitiendo de generación en generación hasta nuestros días.

“Por ejemplo, el torito pinto, es una canción folklórica, no podemos decir lo mismo que de la Carnaval de San miguel de don Paquito Palavichini porque tiene autor, aunque es parte de nuestro repertorio no se le considera una canción folklórica, más bien es una canción costumbrista  que ha sido ambientada a nuestros días”, expresó Granados. “El carbonero y las cortadoras no son música folklórica porque tienen autor que es Pancho Lara”, añadió

La música folklórica, en el sentido antropológico, como país tenían vestigios que con los únicos instrumentos prehispánicos que contaban son ocarinas (pitito de barro), tambor y pitos de carrizo (flauta prehispánica).

Sin embargo, con la música tradicional se viene llenando de instrumentación conforme a la conquista y con el paso de los años, se le agrega instrumentos como la marimba (instrumento traído de Europa) la guitarra (española), el bajo y el acordeón y otra variedad de instrumentos que han venido a engrandecer y enriquecer la música.

Origen de la marimba

La marimba nació en África hace cientos de años y vino con los esclavos negros que trajeron los conquistadores.

Imagen de cortesía

La región mesoamericana desde guajaca hasta  parte de Sudamérica se encuentran diferentes tipos de marimbas, la más destacadas son la marimba Chapanecas (México) donde su  sonido es alegre vibrante, la marimba de Guatemala es melancólica, donde es considerada el instrumento nacional, la marimba salvadoreña que tiene el sonido de dulce y melancólico, sonando como lo xilófono y melancólico y la marimba de arco que es de Nicaragua y en Costa Rica que es diferente.

La marimba llega a formar parte del grupo de instrumentación. Para tener un grupo folklórico tiene que basarse en investigación, experiencia vivida de las tradiciones propias de un pueblo y ahí recopilar la música que va a presentar para considerarla un folklor nacional.

El tamaño de la marimba es de acuerdo a la nota que va dando, las notas más graves las teclas son grandes. “Cada tablita de tamaño y afinación están en forma de 40×40 que tiene la afinación de un piano”, dijo Granados.

La marimba se saca del árbol “hormigo” que es un árbol originario de Guatemala. Para crear dicho instrumento se saca la madera y se deja secar, luego se va armando de nota por nota afinándose por un piano.

La música de nuestros antepasados comienza con el palpitar del corazón, del ritmo cardiaco. Luego comenzaron a escuchar los sonidos de la naturaleza y comenzaron a emularlos, como por ejemplos el agua, viento y así nacieron los instrumentos, dijo Juan José Granados.

El instrumento propio de El Salvador son el pito de barro, el pito de carrizo, el tambor, etc, aseveró Granados

Fragmento de la canción Cofradía de Marcial Gudiel y Luis Alonso polillo, de Panchimalco.Por Juan José Granados, Melvin Ponce, músicos del Ballet Folklórico Nacional

Baile Folklor

Los bailes folklores vienen a partir de nuestros naturales, de nuestros pueblos indígenas, a partir de ellos nosotros tomamos los pasos y movimientos que ellos hacían en sus danzas que han sido aprendidos de generación en generación y nosotros los tomamos y tratamos de ordenar, hacemos simulaciones y proyecciones, expresó  Alex Gámez, maestro de folklore.

Imagen de cortesía

Hay dos tipos de danzas, las simulaciones y proyecciones, un ejemplo el carbonero, cortadoras, adentro Cojutepeque, no son folklóricas, estas son danzas de proyección folklóricas, debido a que proyectan un hecho o un acontecimiento folklórico.

Las danzas folklóricas de nuestro país son los historiantes, el torito pinto, los chapetones, los negritos de Cacaopera, los emplumados de Cacaopera, entre otros.

Interpretación de los emplumados, canción anónima, que se desarrolla en Cacaopera. Por Juan José Granados, Melvin Ponce, músicos del Ballet Folklórico Nacional

Para Gámez,  los trajes típicos no son los trajes folklóricos, la propia vestimenta típica son los que utilizan los pueblos originarios de Izalco, Nahuizalco y Santo Domingo de Guzmán, entre otros que cuentan con diferentes estilos, en occidente son refajos ,en la zona central son en satín o dacron, estos son trajes usados por nuestros pueblos indígenas.

Canción folklórica donde bailan los champetones interpretada con una mandolina, originaria de Panchimalco. Por Juan José Granados, Melvin Ponce, músicos del Ballet Folklórico Nacional.

Resultado de imagen para ropa de indigena el salvador
Imagen de cortesía

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios