Deportes

Marcelino destituido del Valencia

El máximo accionista de la entidad naranjera ha decidido prescindir del entrenador asturiano a solo tres días de enfrentar al Barcelona en Camp Nou y al Chelsea en Stanford Bridge

Luego de vivir un tenso verano parecía que el Valencia había recuperado la calma institucional, sin embargo, en menos de 24 horas el máximo accionista de la entidad naranjera, Peter Lim, ha decidido cesar de su cargo al entrenador del equipo, Marcelino García Toral.

La decisión se produjo un luego de que Lim convocara de urgencia al presidente del club, Anil Murthy, quien tuvo que cortar su vacaciones para viajar de urgencia a Singapur.

Según medios españoles, Lim le comunicó a Murthy la decisión de destituir a Marcelino y que su sustituto será Albert Celades. Tanto el equipo como el propio DT asturiano se enteraron por los medios de comunicación antes que la entidad se los comunicara personalmente.

“El Valencia CF ha comunicado este miércoles a Marcelino García Toral su cese como entrenador del primer equipo. El club quiere agradecer su trabajo y dedicación durante su etapa en nuestra entidad y desearle los mayores éxitos para el futuro”, reza el escueto comunicado publicado en la página oficial del club “che”.

La salida de Marcelino llega como consecuencia directa del drama caótico que el cuadro naranjero vivió durante la pretemporada. Alemany, que llegó a la entidad dos años atrás para asumir el rol de director de la orquesta deportiva había formado una sociedad con el técnico asturiano que ayudo a que el club recuperar el prestigio deportivo logrando dos clasificaciones consecutivas a la Champions League y arrebatarle una Copa del Rey nada más y nada menos que al Barcelona.

Mateu Alemany (izquierda) llegó al Valencia en 2017 y una de sus primeras acciones fue designar como entrenador a Marcelino por delante de Quique Setién 

No obstante, Lim no estaba conforme con dirigir desde Singapur y durante el pasado mercado de verano asumió un rol más activo en la parte deportiva y junto al famoso Jorge Mendes comenzó a fraguar fichajes como los de Rafael Leao, Nicolás Otamendi, Radamel Falcao y Nabil Fekir. Todos esos nombres fueron rechazados por Marcelino, ya que el proyecto se enfocaba en adquirir a  Maxi Gómez, Denis Suárez y Rafinha. Todos propuestos por su asistente Eugenio Botas. El único traspaso completado fue el de Gómez procedente del Celta de Vigo.

El climax del drama llegó cuando Lim acordó con Miguel Ángel Gil Marín, director deportivo del Atlético de Madrid, el traspaso de la estrella valencianista, Rodrygo Moreno por 60 millones de euros, como parte de una operación que dependía de que se completara el fichaje del argentino Ángel Correa por el Milán. De hecho, el atacante español se despidió de sus compañeros para emprender rumbo a Madrid, pero las piezas no terminaron por encajar y tendrá que quedarse una temporada más en Mestalla.

La novela no paró ahí y Lim amenazó con despedir a Alemany, pero la presión de la hinchada naranjera y las advertencias de Marcelino de dimitir previo al arranque liguero en Mestalla frenaron la ofensiva del empresario.

Con tres jornadas de liga disputadas, sumando una derrota ante el Celta, un empate ante la Real Sociedad y una victoria contra el Mallorca, Marcelino dice adiós tres días antes de medirse al Barcelona en el Camp Nou y al Chelsea en Stanford Bridge en el inicio de la Champions.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios