Internacionales

Incendios en el Amazonas consumen a lo equivalente al 85% del territorio salvadoreño

Los incendios han sido tan espesos y extendidos que el humo ha flotado a cientos de kilómetros hasta llegar a la costa Atlántica y a São Paulo.

Cientos de nuevos incendios siguen declarándose en la Amazonía brasileña, según muestran este sábado datos oficiales, en medio del clamor mundial que llevó al presidente Jair Bolsonaro a movilizar tropas para combatirlos.

Según el New York Times, el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil dijo el martes que había detectado 74,155 incendios en toda la Amazonía brasileña desde inicios de este año, un incremento del 84 % respecto al mismo periodo en 2018.

Los incendios, casi todos iniciados por granjeros que intentan limpiar sus tierras, ahora afectan zonas deshabitadas de la selva tropical y se imponen en los estados del noroeste del país, entre ellos Acre y Rondônia. Se han quemado 1,8 millones de hectáreas.

Los incendios han sido tan espesos y extendidos que el humo ha flotado a cientos de kilómetros hasta llegar a la costa Atlántica y a São Paulo, la ciudad más pobladas de Brasil, según la Organización Meteorológica Mundial.

Los incendios en la selva tropical más grande del mundo han provocado una protesta mundial y acapararon la atención de la cumbre del G7 en Biarritz (Francia).

Las cifras oficiales muestran que 78.383 incendios forestales se registraron en Brasil en lo que va del año, el peor registro para ese período dese 2013, lo que los expertos atribuyen al avance de la deforestación (el fuego se usa para limpiar las áreas ya deforestadas, para abrir caminos o para preparar la tierra de cultivo).

Según el IINPE, un total de 1.663 incendios se declararon entre el jueves y el viernes en Brasil, más de la mitad en la Amazonía, el mayor de los seis biomas del país.

Los datos llegan un día después de que Bolsonaro autorizara por decreto el despliegue de tropas en la Amazonía, incluso en zonas indígenas, para ayudar en el combate a los incendios.

Y, en un discurso en cadena nacional, advirtió que su gobierno tendrá «tolerancia cero» con los delitos ambientales.

La indignación por los incendios ha provocado una oleada de críticas en las redes sociales y en las calles, con miles de personas protestando en Brasil y Europa el viernes.

A principios de esta semana, Bolsonaro insinuó que las ONGs podrían ser los responsables para llamar la atención en su contra, después de que el gobierno cortaran sus fondos.

La creciente crisis provocó que Francia e Irlanda amenazaran con torpedear el acuerdo comercial entre la Unión Europea y el Mercosur. Y que Finlandia dijera que propondrá la prohibición de las importaciones de carne de res brasileña al bloque.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo este sábado al llegar a la cumbre del G7 en Biarritz (Francia) que es difícil imaginar que el bloque europeo ratifique un pacto de libre comercio con el Mercosur mientras que Brasil no frene los incendios que asolan la Amazonía, considerada el «pulmón del planeta».

«Por supuesto respaldamos el acuerdo entre la UE y el Mercosur (…) pero es difícil imaginar un proceso de ratificación mientras el gobierno brasileño permita la destrucción» de la Amazonía, dijo Tusk.

Los expertos afirman que el aumento de los incendios se corresponde con el rápido avance de la deforestación en la región amazónica, que en julio se cuadruplicó en comparación con el mismo mes de 2018, según datos del INPE.

Bolsonaro calificó hace semanas de «mentiras» esas cifras y provocó el despido del jefe de la agencia.

El mandatario advirtió el viernes que los incendios no deben usarse como una excusa para castigar a Brasil. «Hay incendios forestales en todo el mundo, y esto no puede usarse como pretexto para posibles sanciones internacionales», dijo Bolsonaro.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios