Internacionales

Enfermeras declaran que Patrulla Fronteriza está demorando asistencia médica de niños inmigrantes enfermos en EE.UU.

Hasta el momento se han reportado 5 niños fallecidos bajo la custodia de autoridades migratorias de Estados Unidos.

Dos enfermeras de un hospital cerca de la frontera sur, entre México y Estados Unidos, declararon al medio BuzzFeed News que los agentes de inmigración de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) se han retrasado en llevar a niños migrantes enfermos a centros asistenciales cercanos para recibir ayuda médica, actitud que expone a los menores a condiciones de salud potencialmente graves.

Las dos enfermeras registradas, que han tratado a niños inmigrantes en un hospital en el Valle del Río Grande, dijeron que los pacientes jóvenes que han llegado en los últimos meses, a menudo, tienen una salud tan mala que el personal médico a veces está «al borde» de necesitar a un médico especializado o equipos de respuesta para evitar que entren en paro respiratorio o cardíaco.

El hospital donde trabajan las mujeres está ubicado en el extremo sur de Texas, un área que recientemente ha visto a algunas de las mayores familias de inmigrantes que cruzan la frontera. Las enfermeras hablaron con BuzzFeed News bajo condición de anonimato por temor a perder sus empleos.

Muchos de los niños inmigrantes bajo la custodia de la CBP, que han ingresado al hospital, han sufrido alguna dificultad respiratoria grave, deshidratación y fiebre que debería haber sido atendida con anterioridad. «En algunos casos, deberían haber estado aquí hace una semana y decidieron esperar hasta el último minuto», dijo la enfermera. «Me hace preguntarme qué está haciendo la Patrulla Fronteriza. ¿Por qué les lleva tanto tiempo darse cuenta de que necesitan llevarlos al hospital?», agregó.

Las muertes en custodia de los EE. UU. y los informes sobre el deterioro de las condiciones de detención se producen cuando las autoridades han declarado que no tienen suficiente espacio para mantener el número récord de familias inmigrantes centroamericanas que se presentan en la frontera. Un grupo de vigilancia del gobierno descubrió que se estaba deteniendo a los inmigrantes en celdas peligrosas, abarrotadas, de pie solo en la habitación, con algunos parados en los inodoros para obtener espacio para respirar.

Indignación

En las últimas semanas, los informes de una instalación de la Patrulla Fronteriza en Clint, Texas, provocaron indignación después de que los abogados declararon públicamente lo que vieron. Los abogados describieron que hay menores que cuidaban a bebés y niños pequeños, la falta de acceso a jabón y cepillos de dientes, y alimentos, agua y saneamiento inadecuados.

Algunos niños, a menudo con camisas manchadas de moco que han estado usando desde que cruzaron la frontera, han llegado al hospital con sarpullidos severos porque sus padres no pudieron obtener pañales limpios bajo la custodia de CBP. La enfermera dijo que la niña más pequeña traída por agentes fronterizos, de un mes de edad, sufría de gripe y dificultad respiratoria y fue llevada a la unidad de cuidados intensivos.

«Pensé: ‘esta niña va a morir'», dijo la enfermera.

La enfermera dijo que los padres preocupados que a menudo acompañan a sus hijos enfermos en los hospitales suelen tener demasiado miedo para pedir ayuda o incluso usar la ducha dentro de las habitaciones del hospital. Debido a que no habla español con fluidez, la enfermera dijo que a menudo le cuesta comunicarse.

«Me gustaría poder hablar con ellos, se puede ver en sus caras que están derrotados y confundidos», dijo la enfermera. «Es desgarrador».

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios