Deportes

La Fórmula Uno llora la muerte de Niki Lauda, tres veces campeón del mundo

El expiloto austríaco, legendario tricampeón del mundo de la Fórmula Uno, falleció este lunes a los 70 años. En 2018 fue sometido a un trasplante de pulmón que lo tuvo meses hospitalizado.

Dentro del grupo de leyendas que tiene el automovilismo mundial, y en particular la Fórmula Uno, la categoría más trascendente, un lugar especial tiene Niki Lauda (Viena, 1949). Hoy, el triple campeón del mundo falleció a los 70 años. La información fue reportada por Austrian Press Agency, que recibió la triste noticia de parte de la familia del exdeportista.

“Con profunda tristeza, anunciamos que nuestro querido Niki ha fallecido en paz con su familia… Sus logros únicos como atleta y emprendedor estarán siempre presentes e inolvidables, su infatigable deseo de acción, su fortaleza, y su coraje son un modelo para todos nosotros, fue un amoroso y preocupado esposo, padre y abuelo fuera de su vida pública, y lo extrañaremos”, dice el documento firmado por la familia.

Andreas Nikolaus Lauda fue campeón del mundo en 1975, 1977 y 1984, subcampeón en 1976, y cuarto en el 74 y el 78. Participó de 171 Grandes Premios, con 25 triunfos, 54 veces se subió al podio y obtuvo 24 poles. Estuvo en cinco escuderías: March, BRM, Ferrari, Brabham y McLaren. Dos de sus tres coronas las logró con la escudería de Maranello.

Una carrera que lo marcó fue el GP de Alemania en 1976, en el cual sufrió un grave accidente que le produjo profundas quemaduras.

Luego de su retiro como piloto, en 1985, continuó ligado a la actividad de diversas maneras, desde ser comentarista de las carreras en TV hasta ser asesor técnico de Ferrari y Mercedes. También dirigió el equipo Jaguar, entre 2001 y 2002, aunque sin éxito.

Lauda escribió cinco libros y en 2013 se estrenó una película sobre su vida, Rush, recreando el accidente que tuvo en Nürburgring, en el 76, y su vida posterior. Fue interpretado por Daniel Brühl.

Lauda, también empresario, vivió sus últimos años muy complicado de salud. Desde finales de los 90 tuvo problemas renales, llevándolo a ser trasplantado dos veces, en 1997 y 2015, en este último caso gracias a la donación de Birgit, su ahora viuda. El año pasado tuvo que ser trasplantado de un pulmón. En agosto de 2018 permaneció en estado crítico en el Hospital General de Viena luego de someterse a la cirugía antes mencionada, de la que salió airoso. En enero, fue internado por una gripe contraída en Ibiza, donde tenía su segunda residencia.

La Fórmula Uno despide a uno de sus grandes.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios