Internacionales

Sube tensión con Irán: EE. UU. retira su personal de Irak

Además, el Ejército alemán anunció la suspensión hasta nueva orden de sus operaciones de entrenamiento militar de iraquies por el riesgo provocado por las recientes tensiones con Irán en la región.

Estados Unidos aumentó la presión sobre Irán en los últimos días. Lo acusa de planear ataques «inminentes» en la región y por eso ese país reforzó su presencia en la zona. Por eso, Washington ordenó este miércoles a todo el personal no imprescindible que abandone la embajada en Bagdad y el consulado en Erbil, en Irak, país vecino de Irán.

«Numerosos grupos terroristas e insurgentes están activos en Irak y atacan regularmente tanto a las fuerzas de seguridad iraquíes como a los civiles», escribió en una advertencia para los viajeros el Departamento de Estado.

«Las milicias sectarias antiestadounidenses también pueden amenazar a ciudadanos estadounidenses y compañías occidentales en todo Irak», añade el texto.

Horas después el Ejército alemán anunciaba la suspensión hasta nueva orden de sus operaciones de entrenamiento militar de iraquies por el riesgo provocado por las recientes tensiones con Irán en la región.

El portavoz habló de «más vigilancia» del ejército alemán en el país, sin descartar que los ejercicios de entrenamiento puedan retomarse «en los próximos días» si la situación lo permite.

La decisión fue tomada por el ejército alemán junto a otros países que entrenan a militares en la región, añadió. El ejército alemán tiene actualmente 160 soldados desplegados en Irak, donde entrena a soldados, y también en el Kurdistán iraquí, donde dan apoyo a los peshmergas, los combatientes kurdos.

El responsable de la diplomacia estadounidense Mike Pompeo, de visita a Moscú, negó que su país quiera ir a la guerra con Irán.

«En esencia no buscamos una guerra con Irán» dijo Pompeo en rueda de prensa conjunta con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, en Sochi, en el sur de Rusia. A lo que el ministro ruso le pidió que «impere el buen sentido (…). «La región ya vive un exceso de tensión por los diferentes conflictos (…) Vamos a asegurarnos de que la situación no se degenera hasta un escenario militar», agregó.

La coalición internacional liderada por Estados Unidos que combate el yihadismo en Siria e Irak se desmarcó, por su parte,  de Washington al rechazar que Irán represente una amenaza creciente para las tropas desplegadas en la región, tal y como sostiene el Gobierno del presidente Donald Trump.

«No, no se ha producido en Irak o en Siria un aumento en las amenazas por parte de fuerzas respaldadas por Irán», declaró desde Bagdad un portavoz de la alianza, el mayor del Ejército de Tierra británico Christopher Ghika, durante una rueda de prensa que pudo ser seguida desde el Pentágono.

El militar explicó que existe «un abanico de amenazas» a las que tienen que hacer frente las tropas estadounidenses y de la coalición desplegadas en Siria e Irak; y reconoció que Irán «es parte del mismo», pero insistió en que no se ha producido «un aumento en el nivel» de las mismas.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios