Temas especiales

“Quiero recordar siempre de donde vengo”: conoce más de Ismael Oviedo, el cargador de bultos que logró graduarse de la universidad

El joven, que culminó su carrera profesional a base de cargar bultos en el mercado de Toncapateque, compartió su historia con Radio 102Nueve.

Ismael Antonio Parada Oviedo, de 30 años, es un claro ejemplo de superación en la sociedad salvadoreña. Contra todo pronostico logró graduarse de la Licenciatura en Comunicaciones, carrera que costeó del dinero que obtenía de recoger bultos en el mercado de Tonacatepeque.

Originario de San Miguel pero asentado en Tonacatepeque, Ismael se crio vendiendo “totopostes” en compañía de sus abuelos en la Terminal de San Miguel, donde él se subía a las diferentes unidades de transporte para ofrecer sus productos: “La motivación de vender todo era que después mi abuelo me llevaba a ir a ver los partidos del Águila al estadio Juan Francisco Barraza”, recordó.

A pesar de las dificultades, logró finalizar sus estudios de bachillerato y desde ahí comienza su historia. En el año 2013, una familiar le ofrece a Ismael apadrinar sus estudios superiores en una universidad.

“Una familiar me dijo: ¿Quieres seguir estudiando? Yo respondí que si. Entonces me dijo: escoge la carrera que querrás y la universidad”, relató el joven en el programa “Fiebre de Sábado por la Mañana”, de Radio 102Nueve.

No obstante, tras finalizar su primer ciclo, Ismael decidió continuar la carrera con sus propios recursos económicos y comenzó a cargar bultos en el mercado de Tonacatepeque, donde él se ponía a disposición de los comerciantes que le pedían cargar la mercadería de un lugar a otro.

La jornada de trabajo no era nada fácil. Se levantaba a las 5 de la mañana para ayudar a su abuela con los quehaceres del hogar y a las 5:30 se dirigía al mercado a comenzar con sus labores. A la una de la tarde finalizaba todo, porque debía comenzar a prepararse para irse a la universidad, donde tenia clases de cinco de la tarde en adelante.

Su vida en la universidad

Según comentó Oviedo, como lo conocían sus amigos de la universidad, él siempre era el preferido en el grupo de trabajo para pasar a exponer. Manifestó que sus compañeros siempre lo respetaron y nunca lo denigraron, porque “todos tenían una historia detrás de su pupitre”.

Al consultarle el porque escogió la carrera en comunicaciones, dijo que se vio atraído por la empatía que tiene el comunicador con la gente: “El comunicador transmite historias como la mía, eso es lo que llena de orgullo de estudiar una carrera como esta”, expresó.

No todo fue color de rosa para él, en ocasiones los recursos económicos que conseguía de sus labores en el mercado no eran suficientes para alcanzar a completar la cuota de la universidad. Inclusive, por su mente pasó el abandonar la carrera cuando cursaba el séptimo ciclo, pero recordó que “si había llegado hasta ahí, Dios me iba a mantener”.

Y así fue, pues siempre que no contaba con los recursos, existía gente de buen corazón que lo apoyaba a pagar las cuotas. Además, lograba ahorrar dinero cuando los conductores de las unidades de transporte le daban un “aventón”.

Pero la perseverancia y esfuerzo siempre rinden frutos. El 25 de abril de 2019 coronó su Licenciatura en Comunicaciones de la Universidad Tecnológica. Sin embargo, “Toño” no pierde esa humildad que siempre lo ha caracterizado desde sus raíces.

“La fama la puedo tener, pero que la humildad jamás la voy a olvidar, porque quiero recordar siempre de donde vengo y con quien estuve. Mi abuelo me decía: ‘cuando vayas para arriba, nunca pisotees a la gente, porque no vaya a ser que te resbales y que te podes encontrar cuando vayas para abajo’”, resaltó.

Ismael aún no tiene trabajo de su carrera, pero le encantaría desempeñarse en un lugar donde pueda ayudar a gente con problemas sociales, porque no olvida de donde viene y que, así como él recibió ayuda, también otra gente la puede recibir.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios