Internacionales

Fuerte tormenta despierta las alertas en la costa este de EE.UU.

Los vientos que registrará la tormenta girarán entre los 40 a 36 kilómetros por hora, con ráfagas huracanadas de hasta 80 km/h a lo largo de la costa de Carolina hasta el miércoles por la mañana.

Una tormenta que ha tomado intensidad desde este lunes a lo largo de la costa sureste de Estados Unidos se fortalecerá aún más y tomará rumbo hacia el norte del territorio costero estadounidense, informó la cadena CNN. El fenómeno climático encontrará las condiciones necesarias en un sistema de baja presión, para generar lluvia, vientos fuertes y corrientes peligrosas en la costa este de ese país a lo largo de la semana.

Para el martes, el sistema de baja presión reforzará las lluvias en las costas de Virginia y Carolina del Norte. Las precipitación se extenderá desde las Carolinas hasta el este de Virginia y la península de Delmarva, con posibles lluvias desde el este de Georgia hasta la península de Florida. Es posible que se presente erosión en las playas e inundaciones costeras en las Carolinas al llegar la noche.

También se espera que los vientos aumenten cerca de la costa  durante el día y  la noche desde Carolina del Norte hasta el sur de Nueva Inglaterra. Entre el martes y el miércoles, la tormenta podría convertirse en un posible ciclón bomba, término que define a los sistemas de baja presión que se fortalecen con la suficiente rapidez.

Para el miércoles, algunas ráfagas de viento a 40 mph o más son más posibles en Cape Cod, Nantucket, Martha’s Vineyard y en partes de la costa de Maine. Las inundaciones costeras y la erosión de las playas tampoco se descartan.

También se registrarán áreas con nieve húmeda en partes de Maine, New Hampshire y posiblemente en algunas otras partes del este y sureste de Nueva Inglaterra. Cualquier cambio en la trayectoria de esta baja presión, ya sea más cerca de la costa o más lejos de la costa, podría afectar la precipitación y el viento pronosticados.  En cualquier caso, este sistema se moverá rápidamente y se dirigirá a las marítimas canadienses a más tardar el miércoles.

El Servicio Meteorológico Nacional (NWS, por sus siglas en inglés) emitió una Declaración de Corriente de Retorno desde St. Simons, Georgia, al sur de Júpiter, Florida. La alerta, a razón del alto riesgo de corrientes de resaca que podrían durar hasta el lunes por la noche, busca evitar incidentes como los 300 rescates a surfistas registrados este fin de semana.

A pesar del riesgo y las alertas de prevención, hay tres factores en juego que probablemente limitarán el impacto de la costa este: la trayectoria de la tormenta esta relativamente lejos de la costa, se moverá rápidamente y el aire frío estará relativamente limitado en el noreste a medida que pase el sistema, lo que limitará un potencial de nieve significativo.

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios