Internacionales

Sobrevivientes del ciclón Idai en Mozambique enfrentan la amenaza del cólera y diarrea

El número de muertos en Mozambique por el ciclón Idai aumentó a 468 en los últimos días.

Docenas de pacientes frágiles acudieron a una clínica en la destruida ciudad portuaria de Beira, Mozambique este miércoles, cuando el gobierno de la nación africana dijo que había confirmado los primeros cinco casos de cólera a raíz del mortal ciclón Idai, que arrazó con la región hace una semana.

Miles de personas quedaron atrapadas durante más de una semana en aldeas sumergidas sin acceso a agua potable después de que el ciclón arribó a Mozambique el 14 de marzo, causando inundaciones catastróficas. Los esfuerzos de socorro se han centrado cada vez más en contener brotes de enfermedades transmitidas por el agua.

En Munhava, en el centro de Beira, los médicos y enfermeras de un centro de tratamiento recientemente establecido dijeron que están tratando a alrededor de 140 pacientes al día por diarrea. Muchos de los pacientes llegan demasiado débiles para caminar.

Un reportero de Reuters, agencia que ha mantenido corresponsales en la nación para observar los efectos del desastre, vio a dos hombres llevando a una mujer inconsciente de un rickshaw (una especie de mototaxi) a una clínica, tratando de cubrir su cuerpo desnudo con una sábana.

El cólera es endémico de Mozambique, que ha tenido brotes en los últimos cinco años. Unas 2 mil personas se infectaron en el último brote, que terminó en febrero de 2018, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Pero la magnitud del daño a la infraestructura de agua y saneamiento de Beira, junto con su densa población, ha aumentado los temores de que ahora sería difícil sofocar una epidemia.

Ussene Isse, director nacional de asistencia médica del Ministerio de Salud, dijo que espera que el cólera se propague más allá de los cinco casos confirmados hasta el miércoles por la mañana.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha enviado 900 mil dosis de vacuna oral contra el cólera a las áreas afectadas desde una reserva global. Se espera que el envío llegue a Mozambique a fines de esta semana.

Unos remos locales pasaron junto a una mujer en su casa durante las inundaciones después del ciclón Idai, en el distrito de Buzi, en las afueras de Beira, Mozambique, el 21 de marzo. REUTERS / Siphiwe Sibeko
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios