Internacionales
Tendencia

La falta de acceso al agua potable mata anualmente a 780,000 personas en el mundo

En 2015, unos 844 millones de personas no tenían acceso a un servicio de agua potable de calidad y únicamente 39% de la población mundial disponía de un mecanismo de saneamiento seguro, expresa el documento.

Según el informe anual sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos en el Mundo, a través de la Organización de las Naciones Unidas ONU-Agua y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la demanda mundial de agua aumentará entre 20 y 30% en 2050 respecto al nivel actual, debido al crecimiento demográfico, el desarrollo económico y la evolución de los modos de consumo.

Además, a esto se le agrega el cambio climático que complicará el acceso al agua potable debido a las sequías e inundaciones que se generan alrededor del mundo.

Cada año, 780,000 muertes se registran tras los accesos insuficientes al agua potable de calidad y la falta de un saneamiento eficaz de las aguas que son causados por la disentería y el cólera, más que las victimas de conflictos, sismos y epidemias, dicta parte del informe.

En 2015, unos 844 millones de personas no tenían acceso a un servicio de agua potable de calidad y únicamente 39% de la población mundial disponía de un mecanismo de saneamiento seguro, expresa el documento.

El agua un derecho vital

A través de un comunicado, el director general de la Unesco, Audrey Azoulay, dijo que “El acceso al agua es un derecho humano vital (…) Sin embargo, miles de millones de personas siguen estando privadas”.

Según el reporte, las fuentes de contaminación son las materias fecales, los pesticidas y los nitratos utilizados en la agricultura, pero también los “contaminantes emergentes “como los residuos de medicamentos.

Los investigadores expresaron que quienes sufren más esta situación son en general los pobres en zonas urbanas y rurales y los desplazados.

El jefe del informe, Richard Connor, dijo que “En los países menos avanzados, el 62% de los ciudadanos viven en barrios periféricos de chabolas (barrios marginales, pocos salubre y frecuentemente formado por personas excluidas socialmente) y a menudo no tienen acceso a los servicios de agua o saneamiento”.

Créditos de Imagen: AFP

Según Connor, dichos habitantes deben comprar el agua a vendedores ambulantes o a distribuidores con camiones cisterna, pagándola hasta “diez veces más cara” que los ciudadanos más ricos que tienen agua del grifo.

La mayoría de las personas que sufren este problema se encuentran en las zonas rurales que hace hincapié en las dificultades que sufren las mujeres, debido a la carga “desproporcionada” que supone ir a buscar el agua, según el informe.

En 2017, 68,5 millones de personas en el mundo eran desplazados debido a conflictos y persecuciones. Estas poblaciones “chocan a menudo con obstáculos para acceder a los servicios elementales de aprovisionamiento de agua y saneamiento”, además de que los “desplazamientos en masa ejercen una presión sobre los recursos y servicios, dijo el jefe del informe.

Según Connor, para resolver dichos desafíos, la ONU aboga por que los “ricos que pagan muy poco empiecen a pagar más para que el acceso sea universal”.

Los Estados, pero también los actores privados, deben invertir masivamente en infraestructuras. Las necesidades son estimadas a 114.000 millones de dólares anuales, el triple de lo destinado actualmente, sin tener en cuenta los costos de funcionamiento y mantenimiento.

Mapamundi con los recursos renovables de agua dulce por país. Créditos de Imagen: AFP / Thomas Saint-Cricq

Información: AFP

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios