Deportes

Alianza se jugará la vida en tierras mexicanas

La escuadra dirigida por el Zarco Rodríguez logró un destacable encuentro, pero las pocas oportunidades y un juego en trabado en la media cancha pone difícil su calificación a la siguiente ronda

Los albos del Alianza, en su juego de ida por los octavos de final de la Liga de Campeones de Concacaf (Confederación Norte, Centroamérica y el Caribe de Futbol), cerraron un duro empate este miércoles en el Estadio Cuscatlán ante el equipo de Monterrey de México.

La afición, en una espectacular entrada vistió su casa de color blanco, pero no fue suficiente empuje para que los jugadores se llevarán la ventaja en el próximo encuentro que se jugará en el estadio BBVA Bancomer de Monterrey.

La generación de jugadas poco precisas hizo que Alianza únicamente tuviera dos opciones claras a meta. Con una genialidad del lateral izquierdo, Jonathan Jiménez, gambeteo a los defensores rayados para luego realizar un cambio de juego a Cerén que lo dejó en posición de rematar a puerta, pero la acción fue anticipada por el guardameta rayado, Marcelo Barovero, ahogando las ansias de gol de la afición blanca.

Los primeros 15 minutos del encuentro se notó un equipo mexicano que tuvo un pasaje desconocido, impreciso en los pases, poco control del balón no representaba mayor peligro para el equipo salvadoreño.

Pero pasando el tiempo, poco a poco los jugadores de Monterrey lograban el control del partido. Donde los intentos a la puerta por parte de Dorlan Pavón, Ángel Saldívar, Rodolfo Pizarro y los desbordes de Avilés Hurtado terminarían en oportunidades sin peligro para la portería del uruguayo Víctor García.

Las jugadas a balón parado se vieron frustradas por las buenas salidas de García que negaba aún más la táctica ofensiva de Monterrey. El guardameta aliancista se convertía en la figura del encuentro.   

El planteamiento defensivo del profesor Rodríguez acortaron las oportunidades de peligro del equipo rayado en el primer tiempo. Solamente una acción de rebote de balón ocurrido en el minuto 41, donde el defensor de Alianza, Rubén Marroquín despeja el balón en el punto penal y brindó el remate a puerta para el jugador de rayados Rodolfo Pizarro que termina siendo un tiro desviado done se perdió una opción clara de gol.

En el segundo tiempo, la historia se repetía. Las escuadras manejaron las acciones en la mitad de la cancha, donde empezaron los roces entre los jugadores y el encuentro se veía poco a poco pausado por las faltas, pero el marcador no se movería y se dejará todo para el próximo encuentro en tierras mexicanas.

El marcador de este miércoles reflejó un encuentro donde las defensas de ambos equipos hicieron su trabajo. Alianza necesitaría un gol en el juego de vuelta, 27 de febrero, para pasar a la siguiente fase del torneo de la Concacaf, en el que intentará frenar el paso perfecto que tiene rayados en condición de local.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios