ActualidadNacionales

PNC confirma que restos hallados en Nahuizalco son de la familia de Omar Pimentel

Los cadáveres fueron recuperados la tarde de este jueves en los alrededores de la finca Los Reyes.

El jefe de la Policía Nacional Civil (PNC) en Sonsonate, subcomisionado Hugo Padilla, confirmó la noche de este jueves que los cuerpos encontrados en la finca Los Trozos, cantón Los Arenales, jurisdicción de Nahuizalco, son los de la familia del preparador físico del Sonsonate FC, Omar Pimentel.

“Se encontraron algunas evidencias que nos concluyen de que se trata de los familiares del preparador físico del Sonsonate”, dijo Padilla en declaraciones a la prensa, mientras detalló que se encontraron los cadáveres de cinco personas, de ellos tres son mujeres, el de un niño menor de 12 años y un adulto de entre 36 y 40 años.

Asimismo, confirmó que habían recibido información previa de la ubicación exacta de los restos que fueron exhumados la tarde de este jueves por la Fiscalía General de la República (FGR). “Tuvimos una información sobre un lugar más específico donde podrían encontrarse los familiares del preparador físico del Sonsonate FC, por lo cual se montó una búsqueda más detallada. Logrando identificar el lugar exacto donde se encontraban las personas que hoy han sido extraídas, exhumadas”, añadió.

Por otro lado, detalló que esa información la obtuvieron luego de que hace dos semanas arrestaran a los encargados de cuidar el casco de la finca Los Trozos, pues consideran que quienes enterraron los cuerpos no podrían haber ingresado al terreno sin su autorización.

Desde la mañana de este jueves, las autoridades acordonaron la zona a 500 metros de la finca Los Trozos, luego de recibir información de un pandillero que pidió obtener beneficios judiciales a cambio de sus declaraciones, mientras que algunos habitantes de la zona manifestaron que desde hace días se siente un mal olor en la zona, similar al de un cadáver en descomposición.

De acuerdo con el investigador forense del Ministerio Público, Israel Ticas, los cadáveres se encontraban a dos metros de profundidad y que factores como la composición del suelo y el clima de la zona han minimizado el proceso de descomposición, lo que posibilitó la recuperación de los cuerpos sin ningún daño.


El pasado 17 de enero, la familia de Pimentel emprendió rumbo a Chalchuapa luego de presenciar el juego del equipo cocotero por la Copa El Salvador. Iban abordo de una vehículo Chevrolet tipo sedan blanco con placas P700567, no obstante, una de las llantas sufrió un desperfecto, por lo que tuvieron que detenerse sobre la Calle a Los Naranjos. Desde entonces, Pimentel desconocía su paradero.

Los desaparecidos han sido identificados como Rosa Ivett de Pimentel (esposa del preparador físico), su hijo de 12 años, Marco Antonio Pimentel, Tania Monterrosa (suegra del mismo), Carlos Ernesto Colindres (cuñado) y su esposa Silvia de Colindes.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios