Deportes

Girona da el batacazo en el Wanda Metropolitano y despacha al Atlético de la Copa

El equipo catalán sacó por la puerta de atrás al Atlético de Madrid de la Copa del Rey

El Girona le ha tomado la medida al Atlético de Madrid. El equipo del «Cholo» Simeone se hace pequeño cada vez que se enfrenta al equipo catalán, que este miércoles ha confirmado su condición de «mata gigantes» al echar por la puerta de atrás a los colchoneros en una eliminatoria de locura en los octavos de final de la Copa del Rey.

Un envío largo de Koke desde su propio terreno, que Nicola Kalinic aprovechó para plantarse frente a frente al portero Gorka Iraizoz, valió para que los rojiblancos firmaran el 1-0 que ponía la eliminatoria 2-1 a su favor, ya que que habían empatado 1-1 en Montilivi, despertando la ilusión en el Wanda Metopolitano.

No obstante, Valery Fernández conectó una espectacular volea para vencer a Antonio Adán y devolver la eliminatoria a su estado original y de paso sembrar los nervios en los locales antes de irse al descanso.

Nadie estaba preparado para el torbellino de emociones que deparaba el tramo final de esta eliminatoria. El primer golpe lo puso Christian Stuani. El charrúa remató de cabeza un tiro libre y colocó el 2-1 en el electrónico, lo que obligaba al Atlético a marcar dos goles más si querían estar en la siguiente ronda.

Ni lento ni perezosos, los pupilos de Simeone adelantaron líneas en búsqueda de la hazaña y Kalinic volvió a aparecer para filtrar un balón exquisito a Ángel Correa que venció a Iraizoz con un remate raso, pero aún quedaba trabajo por hacer.

Luego de alcanzar la igualdad (2-2), Godín estrelló un remate en el travesaño y el VAR anuló por fuera de juego otro tanto de Santiago Árias. Por ello tuvo que hacerse sentir la figura de Thomas Lemar, la contratación más cara en la historiad del club, vio la escapada de su compatriota, Antoine Griezmann por izquierda y para el fue su pase y el campeón del mundo mandó un misil que le quemó los guantes a Iraizoz para culminar el milagro.

Con el 3-2, el trámite del juego apuntaba a que por fín los madrileños lograrían superar al Girona, pero Seydou Doumbya dictó la sentencia final al minuto 88 con un disparo cruzado desde al frontal que hizo inútil la estirada de Adán y sellar el fracaso de los rojiblancos que quedan muy tocados a pocas semanas de encarar la serie ante la Juventus de Turín en la Liga de Campeones de Europa.

 

 

 

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios