ActualidadNacionales

Tribunales decretan prisión preventiva y juicio a padrastro de Imelda Cortez

El pasado 17 de abril de 2017, la joven dio a luz a una niña, hija de su padrastro, Pablo Henríquez, de más de 70 años, quien la habría violado en reiteradas ocasiones desde que ella tenía a penas 12 años.

El Juez Primero de Instrucción de Jiquilisco, en el departamento de Usulután, decretó prisión provisional para Pablo Henríquez, acusado por el delito de violación agravada en menor e incapaz en contra de su hijastra Imelda Cortez, de 20 años de edad, según informó la Fiscalía General de la República (FGR).

Durante la audiencia inicial, la FGR presentó como evidencia la prueba de ADN del bebé de Imelda, que dio positivo a la paternidad de Henríquez. El caso posee reserva total, según las autoridades de justicia.

El pasado 17 de abril de 2017, la joven dio a luz a una niña, hija de su padrastro, Pablo Henríquez, de más de 70 años, quien la habría violado en reiteradas ocasiones desde que ella tenía a penas 12 años, por lo que argumenta que desconocía que estaba embarazada, pues su padrastro le aseguró que “no podía pegar hijos”.

Finalmente en abril, la joven sintió dolores en el vientre y se dirigió a una letrina de su casa en Jiquilisco, Usulután, donde se produjo el parto, por lo que le recién nacido quedó en medio de los excrementos en aquel lugar.

“Como a las 5:00 [de la tarde] que me sucedió eso, ya sentía fuertes los dolores. Me dieron ganas de ir a hacer del dos y entré al baño. Medio sentí que me quité la ropa y medio me senté en la taza, cuando sentí que algo se me fue para la fosa.  En lo que me empezaron a subir al carro, me desmayé . Yo vine a reaccionar hasta que ya estaba en la camilla del hospital”, dijo Cortez en decaraciones a la Revista FACTUM.

Momentos después la doctora que la trató, determinó que había signos de un aborto, en principio Cortez negó el embarazo, pero acabó ofreciendo la versión que dio en le entrevista, por lo que alertaron a las autoridades, quienes inspeccionaron el lugar, donde hallaron al bebé cubierto de heces y presuntamente de cal, hechos que se ven reflejados en los reportes de los fiscales.

Posteriormente, la niña fue trasladada al hospital y actualmente está sana, bajo el cuidado de su bisabuela.

Imelda Cortez fue acusada por el delito de homicidio agravado en grado de tentativa en contra de su bebé. No obstante, los tribunales decretaron libertad para la jovenel pasado 17 de diciembre del 2018 tras el cambio de tipificación del delito a “Abandono y Desamparo de Personas, en perjuicio de su hija”.

Organizaciones sociales han apoyado a la joven, que fue violada por su padrastro en reiteradas ocasiones desde los 12 años. / Foto cortesía
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios