Deportes

Messi inaugura la fiesta argentina ante el Espanyol

El astro argentino se despachó con un doblete de falta en Cornellá y abrió la fiesta futbolera en España que cerrará este domingo con el clásico River-Boca.

Con el clásico River-Boca a pocas horas de disputarse, el capitán del Barcelona y estrella de la selección argentina, Lionel Messi, no quería quedarse atrás y ha hecho que los focos del fútbol español vuelvan a estar sobre el gracias a su soberbia actuación en la paliza por 4-0 que el club catalán le propinó a su archirival de ciudad, el Espanyol.

Como de costumbre, el Barca tomó la iniciativa, con Messi liderando el ataque, ayudado por un cada vez mas fiable Ousmane Dembélé y la vuelta de su mejor socio, el uruguayo, Luis Suaréz. Una ofensiva que durante todo el partido resultó imparable para los periquitos.

Una de las reglas básicas cuando te mides al Barcelona es no cometer faltas al borde del área, error que cometió Duarte cerca del minuto 16 al derribar a Messi. El argentino tomó posición y tras la señal del árbitro colgó el balón en la escuadra haciendo inútil la estirada del portero, Diego López.

Sin embargo, ese no era todo el arsenal que el capitán catalán tenía preparado, ya que a penas 10 minutos de es espectacular saque de falta, sirvió una pase filtrado letal para Dembélé, el francés controló con la zurda, recortó hacia adentro colocó el balón con la derecha al segundo palo para firmar el 2-0.

Suárez tuvo el tercero, luego de armar una gran pared con Messi, pero su remate fue demasiado cruzado y acabó por estrellarse en el palo. Más tarde Rakitic lo intentaría de cabeza pero López rechazó el balón, el rebote le cayó a Messi que también lo busco de cabeza pero el palo volvió a ahogar el grito de gol.

El tercer gol de los de Valverde llegaría minutos antes del descanso. Dembélé desbordó por derecha a la defensa, mandó un balón al corazón del área para Suárez y esta vez la suerte estuvo del lado del charrua, ya que su remate se escurrió por en medio de las piernas de Diego López.

Pese al 3-0, los de Valverde no estaban satisfechos con el resultado, sobretodo Messi, que no quería irse de la cancha sin dejar una última joya para enmarcar y también vino de tiro libre, desde la misma zona volvió a sacudir la portería de Diego López colocando el esférico en la escuadra y cerrar así su doblete que le permite igualar a Stuani en la tabla de goleadores y que deja al Barca líder otra jornada más en la liga española y se encamina a ser campeón de invierno.

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios