Deportes

Deportan a un cabecilla de los hinchas radicales de Boca desde España

El cuadro xeneize jugará la final contra River Plate por la Copa Libertadores el domingo en el Santiago Bernabéu.

Madrid – La policía española interceptó la noche del pasado miércoles en el aeropuerto de Madrid a Maxi Mazzaro, uno de los cabecillas de los hinchas radicales del Boca Juniors, informó a la AFP la policía madrileña.

Se trata de “uno de los Barras Bravas más significativos y peligrosos, con numerosos antecedentes” policiales, según la misma fuente, que señala que ya ha sido devuelto a Argentina.

Mazzaro fue detectado y devuelto gracias al dispositivo desplegado por la policía española con motivo del partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores que enfrentará al River Plate y el Boca Juniors el domingo en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid (19h30 GMT).

Los numerosos antecedentes penales, entre estos un cargo por homicidio por el cual pasó un año y medio en prisión, fueron los factores que la policía española tomó en cuenta para impedir al entrada al país de Mazzaro.

“Cuando tienen antecedentes de homicidios, delitos graves, la policía española toma este tipo de decisiones”, dijo el director del operativo de seguridad, Guillermo Madero, en declaraciones al noticier “Jugones” de la cadena La Sexta, en las que agregó que cuando el individuo aterrizó en Madrid, fue identificado, retenido y expulsado.

Segunda alerta 

Paralelo a la devolución de Mazzaro, los medios en Argentina adelantaron que la justicia de ese país autorizó el miércoles al líder histórico de la ‘barrabrava’ (hinchas violentos) de Boca Juniors, Rafael Di Zeo, viajar a la capital española, pese a tener prohibida la entrada a los campos en Argentina.

Entre los antecedentes penales de Di Zeo figuran 56 días en prisión por incidentes, participación en un tiroteo registrado en la provincia de Santa Fé en agosto de 2012, además de numerosas denuncias por incidentes violentos y tenencia de armas.

Di Zeo estuvo presente en la multitudinaria despedida que los hinchas xeneizes le dieron a su equipo al momento en que se disponían a abandonar Argentina rumbo a Madrid.

Las autoridades de seguridad de Madrid preparan una operación de máxima seguridad para recibir la final de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Plate, que incluye el despliegue de unos 2,000 efectivos. El delegado del Gobierno, José Manuel Rodríguez, organizará una reunión 72 horas previo al juego para explicar a los oficiales involucrados el operativo.

Tanto Boca Juniors como River Plate se encuentran ya en la capital española, donde ambos prevén empezar a preparar ya el partido.

La final fue suspendida el pasado 24 de noviembre cuando el autobús de Boca Juniors fue apedreado por hinchas radicales de River Plate a su llegada al estadio Monumental, lo que provocó la suspensión y traslado del partido a Madrid.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios