Internacionales

Narco guatemalteco condenado a 372 años de prisión por masacre contra policias

Eduardo Francisco Villatoro Cano, alias Guayo Cano, fue hallado culpable de la muerte de nueve agentes de la Policía Nacional Civil en Salcajá, Quetzaltenango, así como de otros crímenes.

El narcotraficante guatemalteco, Eduardo Francisco Villatoro Cano, alias Guayo Cano, fue condenado este martes por los tribunales de Gautemala a 372 años de prisión, luego de encontrarlo culpable de la matanza de nueve policías en 2013, según informó la fiscalía.

Las juezas a cargo del caso concluyeron que la evidencia presentada fue suficiente para determinar la culpabilidad del Guayo Cano por los delitos de asociación ilícita, asesinato, asesinato en grado de tentativa, robo y tráfico y almacenamiento.

De igual modo, otros 20 miembros de la organización criminal a la que pertenecía el Guayo Cano recibieron penas entre seis y 322 años de cárcel por la matanza, atribuida a un ajuste de cuentas contra los policías que supuestamente les robaron droga.

De acuerdo con un cmounicado emitido por el Ministerio Público (MP), los jueces del tribunal capitalino “por unanimidad encontraron responsables a los integrantes del grupo criminal de los delitos de asesinato, asesinato en grado de tentativa, robo agravado, comercio, tráfico y almacenamiento ilícito”, entre otros.

A pesar de que la legislación local establece que una persona solo puede pasar 50 años en prisión, el MP solicitó 823 años de prisión contra la agrupación criminal, mientras que la Fiscalía también solicitó al Tribunal de Mayor Riesgo B las penas, que fueran desde tres hasta 533 años de prisión para los 26 presuntos integrantes de la estructura de Cano.

Hasta su arresto el 4 de octubre de 2013, Cano se dedicaba junto a su organización al tráfico de drogas en zonas cercanas a la frontera con México, fueron los responsables de la matanza de los nueve uniformados el 13 de junio de 2013, en una estación policial del occidental municipio indígena de Salcajá.

En el ataque murieron ocho agentes y el grupo secuestró a un jefe policial que posteriormente fue desmembrado. El juzgado también les atribuyó la muerte de otras cinco personas.

Fuentes: AFP y Prensa Libre

 

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios